Derrumban un mito: revelan de qué club era hincha Juan D. Perón


El ex senador Antonio Cafiero, ministro del ex presidente Juan Perón, desmintió públicamente el mito del fanatismo por Racing Club y confesó que, en realidad, "Perón era hincha de Boca Juniors".

"Me consta y lo puedo probar en cualquier momento. ¡Perón era hincha de Boca! Lo que pasa es que no lo decía porque, evidentemente, cuidaba a las demás hinchadas de los otros clubes", dijo Cafiero en diálogo con un programa de radio deportivo.

"Esta situación de si Perón era o no hincha de Boca se discutió mucho tiempo. Y yo lo explico muy claro: cuando era ministro de Isabel, un día la agarré a la salida de una reunión de Gabinete y, delante de mis ex colegas, le dije: 'Compañeros, acá tenemos una testigo insobornable. Que diga Isabel de quién era hincha Juan Perón'. Y sin vacilar ella dijo: ¡de Boca Juniors!", continuó Cafiero.

"Puede ser que Isabel haya hecho muchas macanas, pero eso de tergiversar un sentimiento de Perón, ya me parecería
demasiado", remató su anécdota el ex ministro peronista.

Asi estuvo Correa en la reunión del UNASUR en Bariloche

DISCURSO DE LA DIRECTORA DE CLARIN

"Ningún apriete torcerá nuestro compromiso con la sociedad"
Después de entregar las medallas y distinciones, la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, pronunció un breve discurso ante el personal.

"Queridos amigos: Clarín cumple 64 años de periodismo, al servicio del desarrollo del país. Hemos construido nuestra fuerza en la fidelidad a la gente. Y eso muchas veces termina molestando al poder de turno", comenzó el discurso, al lado de sus hijos Marcela y Felipe Noble Herrera.

"Hoy -agregó- sufrimos nuevos embates por defender nuestra integridad periodística. Ataques disfrazados con argumentos falsos y contradictorios. Campañas de una virulencia inusitada, originadas en zonas oscuras del poder. A las que incluso se prestan algunos que creen lucrar con eso. No es la primera vez, ni será la última".

Y concluyó: "Ningún 'apriete' torcerá nuestro compromiso con la sociedad. Nuestra misión y principios están expresados públicamente. Se reflejan todos los días en nuestros medios. A ellos nos atenemos".

Las palabras de la directora recibieron un fuerte y cálido aplauso de todos los presentes.

TODOS LOS PRESENTE



http://elviejovizcacha.blogspot.com/

Es la hora del recuento y de la marcha unida




(Tomado de CubaDebate)

Esta reflexión no va dirigida a los gobiernos sino a los pueblos hermanos de América Latina.

Mañana 28 de agosto se iniciará en Argentina la reunión Cumbre de UNASUR cuya trascendencia no puede ignorarse. En ella se debe analizar la concesión de siete bases militares en territorio de Colombia, a la superpotencia norteamericana. Las conversaciones previas de ambos gobiernos se mantenían en riguroso secreto. El acuerdo debía presentarse al mundo como hecho consumado.

En horas de la madrugada del 1º de marzo del 2008, las Fuerzas Armadas de Colombia, entrenadas y armadas por Estados Unidos, habían atacado con bombas de precisión a un grupo de guerrilleros que penetró en una apartada zona del territorio ecuatoriano. Al amanecer, hombres de las tropas élites colombianas transportados en helicópteros ocuparon el pequeño campamento, remataron a los heridos y se apoderaron del cadáver del jefe guerrillero Raúl Reyes, quien al parecer sostenía en esos días un encuentro con jóvenes visitantes de otras nacionalidades, interesados en conocer las experiencias de la guerrilla que desde la muerte del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, hace más de 50 años, sostiene la lucha armada. Entre las víctimas había estudiantes universitarios de México y Ecuador que no portaban armas. El método fue brutal, al estilo yanki. El gobierno de Ecuador no había recibido advertencia alguna antes del ataque.

El hecho constituyó una acción humillante para el pequeño y heroico país suramericano, envuelto en un proceso político democrático. Se sospechaba fuertemente que la base aérea norteamericana de Manta había ofrecido información y cooperado con los atacantes. El presidente Rafael Correa adoptó la valiente decisión de solicitar la devolución del territorio ocupado de la base militar de Manta, cumpliendo estrictamente los términos establecidos en el convenio militar con Estados Unidos, y retiró su embajador en Bogotá.

La entrega de territorio para el establecimiento de siete bases militares de Estados Unidos en Colombia, amenaza directamente la soberanía y la integridad de los demás pueblos de Sur y Centroamérica con las que nuestros próceres soñaron crear la gran patria latinoamericana.

El imperialismo yanki es cien veces más poderoso que los imperios coloniales de España y Portugal, ajeno por completo al origen, los hábitos y la cultura de nuestros pueblos.

No se trata de estrechos chovinismos. "Patria es humanidad", como proclamó Martí, pero jamás bajo el dominio de un imperio que ha impuesto al mundo una tiranía sangrienta. En nuestro propio hemisferio los cientos de miles de compatriotas latinoamericanos asesinados, torturados y desaparecidos en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y otros países de Nuestra América, durante las últimas cinco décadas por golpes de Estado y acciones que Estados Unidos promovió y apoyó, demuestran de forma irrebatible lo que afirmo.

Cuando analizo los argumentos con que Estados Unidos pretende justificar la concesión de bases militares en territorio de Colombia, no puedo menos que calificar de cínicos tales pretextos. Afirma que necesita esas bases para cooperar en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de armas, la emigración ilegal, la posesión de armas de destrucción masiva, los desbordes nacionalistas y los desastres naturales.

Ese poderoso país es el mayor comprador y consumidor de drogas del planeta. Un análisis de los billetes que circulan en Washington, capital de Estados Unidos revela que el 95 por ciento pasaron por manos de personas que consumen drogas; es el mayor mercado y a la vez el mayor suministrador de armas para el crimen organizado en América Latina, con ellas están muriendo decenas de miles de personas cada año al Sur de su frontera; es el mayor Estado terrorista que ha existido nunca. No solo lanzó las bombas contra ciudades civiles en Hiroshima y Nagasaki; en sus guerras imperiales como las promovidas en Vietnam, Iraq, Afganistán, Pakistán y otros países ubicados a miles de kilómetros de distancia en las que han muerto millones de personas; es el mayor productor y poseedor de armas de destrucción masiva, incluidas las nucleares, las químicas y las biológicas.

Los paramilitares colombianos, muchos de los cuales proceden de los desmovilizados de las Fuerzas Armadas y constituyen, en parte, sus reservas, son los mejores aliados y protectores de los narcotraficantes.

El llamado personal civil que acompañaría a los soldados en las bases de Colombia son, como norma, ex militares norteamericanos perfectamente entrenados, que son después contratados por empresas privadas como Blackwater, que se hizo famosa por los crímenes cometidos en Iraq y otras partes del mundo.

Un país que se respete a sí mismo no necesita mercenarios, ni soldados, ni bases militares norteamericanas para combatir el narcotráfico, ni proteger la población en los casos de desastres naturales, o brindar cooperación humanitaria a otros pueblos.

Cuba es un país sin problemas de drogas ni altos índices de muertes violentas, cuyo número decrece por año.

El único propósito de Estados Unidos con esas bases, es poner América Latina al alcance de sus tropas en cuestión de horas. La alta jerarquía militar de Brasil recibió con verdadero desagrado la noticia sorpresiva del acuerdo sobre la instalación de bases militares de Estados Unidos en Colombia. La base de Palanquero está muy cerca de la frontera con Brasil. Con esas bases, unidas a las de las Islas Malvinas, Paraguay, Perú, Honduras, Aruba, Curazao y otras, no quedaría un solo punto del territorio de Brasil y del resto de América del Sur fuera del alcance del Comando Sur, donde en cuestión de horas, mediante el empleo de sus más modernos aviones de transporte, puede hacer llegar tropas y otros medios sofisticados de combate. Los mejores especialistas en la materia han suministrado los datos necesarios, para demostrar el alcance militar del acuerdo yanki-colombiano. Tal programa, que incluyó el restablecimiento de la IV Flota, fue diseñado por Bush y heredado por el actual gobierno de Estados Unidos, a quien algunos líderes suramericanos demandan el debido esclarecimiento de su política militar en América Latina. Los portaaviones nucleares no se necesitan para combatir las drogas.

El objetivo más inmediato de ese plan es liquidar el proceso revolucionario bolivariano y asegurar el control del petróleo y otros recursos naturales de Venezuela. El imperio, por otro lado, no acepta la competencia de las nuevas economías emergentes en su patio trasero, ni países verdaderamente independientes en América Latina. Cuenta con la oligarquía reaccionaria, la derecha fascista y el control de los principales medios de difusión masiva internos y externos. Nada que parezca verdadera equidad y justicia social tendrá su apoyo.

La emigración de latinoamericanos hacia Estados Unidos es consecuencia del subdesarrollo, y este es consecuencia del saqueo a que hemos sido sometidos por parte de ese país y del intercambio desigual con las naciones industrializadas.

México fue desgajado de América Latina por el Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá. La mayoría de los 12 millones de emigrantes ilegales en el primero de esos países son mexicanos y también la mayor parte de los cientos que mueren cada año en el muro de la frontera con aquel país.

Con una población de 107 millones de habitantes, en medio de la actual crisis económica internacional, el índice de pobreza crítica en México se ha elevado al 18 por ciento y la pobreza general alcanza a más de la mitad de sus habitantes.

Nada perturbó tanto la vida de Martí, el Apóstol de nuestra independencia, como la anexión a Estados Unidos. Desde 1889 venía tomando conciencia de que ese era el mayor peligro para América Latina. Soñó siempre con la Patria Grande, desde el río Bravo hasta la Patagonia; por ella y por Cuba dio su vida.

El 10 de enero de 1891 escribió en La Revista Ilustrada de Nueva York un ensayo titulado "Nuestra América", en el que expresó inolvidables frases: "... ¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes."

Cuatro años más tarde, después de su desembarco por Playitas en la provincia oriental de Cuba, cuando ya marchaba por los campos insurrectos, sostuvo un encuentro con el periodista del Herald George E. Bryson, el 2 de mayo de 1895. Este le contó que había entrevistado en La Habana al famoso general Arsenio Martínez Campos. El jefe español le dijo que antes de conceder la independencia a Cuba prefería entregarla a Estados Unidos.

De tal forma impactó la noticia a Martí, que el 18 de mayo escribió a su amigo mexicano Manuel Mercado la famosa carta póstuma en la que habla del "... camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de Nuestra América, al Norte revuelto y brutal que los desprecia... "

Al día siguiente, desoyendo el consejo del General Máximo Gómez, quien le indicó permanecer en la retaguardia, solicitó a su ayudante un revólver, cargó contra una tropa española bien posesionada y murió en el combate.

"Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas", sentenció en su última carta.

Estas nervisho?

“Construyen la sensación de que nunca estuvimos peor”



27-08-2009 / Encarna el humor subversivo que enfrenta a la corporación mediática. Sagaz crítico de la realidad, se burla de los popes del rock y de la pompa setentista. Se declara más cerca del oficialismo que de la oposición. El fútbol, la nueva Ley de Medios y la marihuana, en la óptica de un hombre que no se deja ganar por el discurso del miedo.
Por Diego Rojas

Ahí estaba él, sentadito con su pulóver de lana en medio del salón Libertador del Sheraton Hotel durante la noche de entrega de los premios Martín Fierro. Las estrellas televisivas desfilaban sobre la alfombra roja, en plena exhibición de los atuendos creados por los diseñadores de moda y en brindis festivo y ostensible. Él, ahí: sentado con su pulovercito hippie. Hasta que anunciaron el premio al mejor programa cómico y Diego Capusotto se levantó de la mesa junto a Pedro Saborido, subió al podio, levantó la estatuilla y propuso: “Que disfruten del sueño”. Acababa de recibir un reconocimiento más a su trabajo, el mismo que lo convierte, según las palabras de Horacio González, sociólogo y director de la Biblioteca Nacional, en el principal crítico cultural de nuestra época. No se había sacado el pulovercito.

Capusotto, el humorista más potente de los últimos tiempos, es un fenómeno de masas incorporado definitivamente al imaginario social argentino. Sus creaciones se difunden no sólo a través de la televisión (donde a partir del lunes presenta en Canal 7 una nueva temporada de Peter Capusotto y sus videos) o la radio (donde continúa su programa Lucy en el cielo con Capusottos, en la Rock & Pop), sino que se replican en la Web, mediante las filmaciones que se cuelgan en YouTube y que luego se reenvían por e-mail al infinito. Pese a cierto prejuicio que sólo atribuye masividad al humor liviano, sus personajes, que se burlan de los popes del rock y de la pompa setentista, también interpelan a la realidad política con una sagacidad que ya quisieran los más renombrados analistas.

El segmento radial “Hasta cuándo” es la más brutal denuncia del accionar de los medios en la generación de un estado de paranoia, una parodia de la cadena nacional de malas noticias –a la vez que señala cómo una parte de la población se suma entusiasta a esta visión catastrófica de las cosas–. Una estrategia que usa la corporación mediática y que sólo beneficia a la derecha, que suma así adeptos a sus argumentos. La recién presentada Ley de Medios apunta a desmontar esa percepción monolítica de la realidad y quizá permita una apertura de discursos. Eso entusiasma a Capusotto que, dice, está más cerca del oficialismo que de la oposición.

Su prepotencia de trabajo, sumada a un talento desmesurado, redundan en un reconocimiento social que se mide con la vara más exacta: los dichos de sus personajes se transforman en latiguillos usados en el habla cotidiana. Esa es la más maravillosa música a la que un artista popular puede aspirar.

El actor elige un típico café de su barrio para la entrevista con Veintitrés. El bar El Progreso, con sus mesas de madera antigua y con sus parroquianos que forman la postal arquetípica de la porteñidad, es el escenario del encuentro. Al que Capusotto asiste abrigado con un pulovercito similar al que usó la noche de los Martín Fierro.

–¿Vivís hace mucho en Barracas?

–Hace trece años ya. Mis hijas son de Barracas. Yo soy más de zona oeste. Viví en Luro desde los seis años, antes vivía en Castelar, del que tengo un recuerdo muy vago: las calles de tierra, mi casa. En Luro viví de chico, de adolescente y de adulto.

–¿El barrio marca tus elecciones estéticas o ideológicas?

–No. Hay gente de mi generación con una conexión fuerte con el barrio. Para mí, no es una elección a la hora de actuar. En el barrio hay gente garca, que hace negocios, que quiere salvarse y cuya vida gira en torno a la acumulación material. Circulan cosas interesantes y cosas de mierda. Existe una especie de religión que se basa en moverse como pez en el agua en lugares de mierda mientras los demás se ahogan. El barrio es un lugar donde te conectás con gente que tiene su vida y su mundo y, si no te construís a vos mismo, cagaste. Porque el barrio también es un pelotudo que te aconseja cómo cagar a los demás. No es un lugar habitado por seres nobles y duendes que te dicen que vivas como quieras y andes con la ligereza poética de un ave y te conviertas cada tanto en un puma porque estás rodeado de hijos de puta. Te lo pueden decir dos o tres, los que finalmente elegís como amigos.

–Sos un fenómeno que excede lo televisivo, ¿cómo convivís con esa figura?

–Dejo que se apropien de esto que ven. Nunca me consideré un fenómeno: sólo hago las cosas que me salen. Pedro Saborido me manda unas cosas que escribió a las tres de la mañana, las leo, me cago de risa y, finalmente, las ponemos en acción. Eso del fenómeno es una frase que me viene, no es algo que yo exhale. Mucha gente comparte lo que hacemos y son aliados de una idea que no pasa sólo por reírse.

–La masividad e influencia de tu propuesta, ¿implican una responsabilidad?

–La responsabilidad es ser fiel a lo que estoy accionando, nada más que eso. Podés hacer reír a alguien y, siempre que te hacen reír, sos feliz. Esa es una responsabilidad. La otra es que tenemos un modelo de conducta que puede ser observado con cierto respeto. Estar en un medio masivo te puede colocar en una carrera de superación. Sin embargo, este momento es nuestra superación. No quiero llegar a ningún lugar en la televisión, es más, quiero mantener este lugar de autogestión, donde no hay disputa de poderes y donde no se necesita que las ideas sean transformadas para tener más rating. No cambio este lugar y menos con 48 años.

–¿Te ofrecieron ir a otro canal?

–Desde ya. Para la óptica de la televisión, este es un programa vendible, que puede estar en un canal y un horario de mayor difusión. Pero no me interesa, no es nuestra ambición. Este año queremos hacer ocho programas, nuestra cantidad ideal. Estar en un lugar donde nos lo permiten es un privilegio.

–Tus programas excedieron el marco de la televisión. Peter Capusotto explota en YouTube, lo mismo el programa de radio.

–Sí. No sólo eso, Internet te permite llegar a otros países. El otro día me hicieron una nota de un medio de Chile, porque miran el programa por Internet. Su alcance tiene muchos caminos. Nunca tuvimos una preocupación por el rating, porque sabemos que el ciclo tiene mucha circulación y aceptación. No tenemos nada más que hacer, salvo seguir celebrando los encuentros para que este programa siga funcionando.

–Tu humor sorprende por su precisión en los tiempos políticos. Pasó con Bombita y con “Hasta cuándo”. Se podría aventurar que Capusotto y Barcelona son los medios que mejor expresan la realidad política.

–El humor siempre tiene una conexión con los signos de la realidad. Muchos tienen que ver con los comunicadores que hacen la puesta en escena de un mundo real. Metrallean mucho, pero no profundizan los fenómenos. Mirá, lo reafirmé hoy cuando miraba el canal de videos Quiero música en mi idioma. El videograph pasaba noticias policiales, un asesinato en Barracas. Si eso no es reflejo de una ficción construida para que todo el tiempo tengamos la idea de la muerte y la inseguridad en nuestra piel, bueno, a las pruebas me remito.

–¿Cómo actúa el humor frente a eso?

–La tomamos y la destrozamos mediante la parodia. La burla es infranqueable: las cosas de las que te burlás no te pueden contaminar porque hay una lectura previa a destrozarlas, un sustento ideológico. Es como decir: “A mí no me contaminás, no me la vendés”. Otras cosas rozan otros mundos, totalmente desopilantes, que no tienen conexión con los signos de la realidad. En algunos personajes, la realidad se hace más presente, como en ese monstruo, Micky Vainilla, disfrazado de cantante pop y que es, en realidad, un virus que se mete en ciertos lugares para empezar desde allí su plan de exterminio.

–Decís que la parodia puede destruir una concepción ideológica. Bombita es irónico, pero no intenta destrozar a los setentistas.

–Es una mirada sobre algo que tuvo su densidad, su construcción política. Un Palito Ortega montonero está compuesto por dos imágenes antagónicas que nos causaban gracia. Nunca pensamos en la derrota del discurso setentista, vulgarizado en las letras de Palito. Todo lo contrario. Rescatamos esa construcción que terminó en una gran derrota general, el imaginario que representó el retorno de Perón y en lo que devino. Había una gran masa crítica, gente muy valorable y gente de mierda. Y ganaron los malos. Por eso algunos que fueron militantes ven en Bombita una reivindicación personal, porque es un tipo que militó, aunque nosotros no lo hicimos.

–Ese momento político también te marcó.

–Nos rozó porque tuvimos hermanos mayores que militaban. Esa época nos atravesó, aunque en el ’73 yo tenía doce años y Pedro era más chico. Era el momento en que se pensaba que la película podía terminar bien. Perón excedía la simbología del líder político, representaba el regreso de algo vinculado a los sectores populares, a la idea de poder tener una identidad. Se venía de una dictadura, del Mayo Francés, había algo que estaba pugnando por tener presencia.

–¿Siempre te sentiste peronista?

–Sí, el peronismo es casi una expresión emotiva. Te hacés peronista por lo que está enfrente, que tiene una raíz antiperonista. No son nihilistas: a un nihilista yo lo respeto. Pero a lo que está enfrente, nunca lo he respetado. Eso te va empujando. Porque el peronismo es el peronismo y es la idea del peronismo. Es algo que tal vez no fue posible, pero que sobrevoló como posibilidad. En el otro lado, nada, la restauración conservadora, esa cosa espantosa.

–El gobierno rescató símbolos de los ‘70.

–Sí. Y, en un punto y salvando las distancias, se vuelve a repetir la historia. El movimiento peronista excede el kirchnerismo. Uno se pone en sectores antagónicos a la oposición. No hace falta ser muy perspicaz para saber quiénes realizan la construcción contraria al Gobierno para tomar el poder. Son los que permiten que el vicepresidente de la Nación trabaje para la oposición. Y eso que está todo bien con que Cobos sea vicepresidente y tenga posiciones, algo que desde ya nadie de la oposición podría soportar. También es cierto que en toda construcción hay errores, pero en este caso puntual hay ciertos errores que se podrían haber evitado. En lo comunicacional, por ejemplo. Pero, por otro lado, los errores del Gobierno no llevan a que se construya una oposición. Estuvo agazapada desde el primer día esperando el momento de atacar. La sensación, y lo digo con cierto pesimismo y dolor, es que serán los nuevos enemigos de la sociedad. No sólo han tenido injerencia, sino que han sido parte del poder en la Argentina.

–Hay humoristas que difunden las imágenes que plantea la oposición: una Cristina exasperante, preocupada sólo por la ropa, un gobierno casi dictatorial. Se ve en el humor gráfico de Nik en La Nación o en Perfil.

–Que cada uno haga lo que quiera. Nik está en La Nación, qué va a escribir Nik. Estas construcciones generan eco entre la gente y, por otro lado, caen en lo pueril, como cuando dicen que terminaremos como Cuba o Venezuela. Marcan a ese tipo que balbucea cuando habla sobre la inseguridad y le decís: “Imaginate, en Estados Unidos voltearon dos torres y no sé si fueron ellos mismos y mataron a tres mil personas, ¿de qué seguridad me hablás?”. O: “¿Qué seguridad, si mi generación se crió con la dictadura, con Malvinas, con la hiperinflación, con el menemato, con la Alianza, los 35 muertos en la calle y el corralito?”. Nunca hubo seguridad jurídica en nuestro país. Construyen con el lenguaje la sensación de que nunca estuvimos peor que hoy. Es la exasperación de lo más berreta. Es Biolcati hablando de un piquete de blancos con Grondona.

–En la Rural apeló a la Patria 50 veces.

–Un discurso que podría haber sido realizado dos meses antes del ’76. No porque vaya a suceder, sino porque hay una sociedad que empezó a creer que ese discurso es posible. En 2005 a la gente le chupaba un huevo escuchar que Kirchner era soberbio con el periodismo. Entonces se sacralizan signos: el campo es lo bueno y el Gobierno es lo malo. Y para mí los malos son los que más putean contra el Gobierno.

–¿Y Pino Solanas?

–Pino no sé. Lo vi también bastante exacerbado contra el Gobierno y me pareció un poco funcional a ese discurso. El sector donde están Pino o Sabbatella es crítico del kirchnerismo, pero no está montado en la gran jineteada nacional. A Pino lo vi en charlas amenas con Grondona que me provocaron un poco de rechazo. Es un momento emocional. Soy más afín a lugares que están vinculados al oficialismo que a los que no.

–¿Qué pensás de la izquierda?

–Y... si te hacés trosko para sacarte la foto con Biolcati, no te hagás trosko. Vilma Ripoll puso la excusa de que no podían dejarle la calle a la derecha, pero eso devino en la foto con ese tipo. Y no sólo ella, también estuvieron los maoístas, que siempre fueron traidores, desde que apoyaron a López Rega en el gobierno de Isabelita.

–Hubo una izquierda que no apoyó al campo.

–Sí. Son los que acumulan desde la universidad y después no quieren disputar el poder real. Si no querés el poder, hacete nihilista.

–¿Qué pensás acerca de la ruptura del acuerdo entre TyC y la AFA?

–Está muy bien que el fútbol pueda ser visto por todos. Después la oposición plantea otras discusiones: “Ah, ponen plata para el fútbol y no para el hambre”. Y lógico. La plata tiene que ser para la gente que lo necesita. Pero los que declaman eso nunca hicieron políticas abarcativas, no jodamos. Ya la presencia en el fútbol está limitada si sos visitante o si no sos socio. Es accesible sólo si podés pagar. Eso que era compartido desde el más humilde hasta el dueño de una fábrica hoy está reservado al dueño de la fábrica. Si no pagás para mirar fútbol, mejor. Pero claro, detrás están los intereses de ese submundo. Como idea proyectiva me parece maravillosa aunque no sé en qué terminará. En definitiva, que mirar fútbol sea gratis, no está mal en absoluto.

–La medida desató una dura ofensiva contra el Gobierno por parte del Grupo Clarín.

–Desde ya. Esto comenzó hace dos años y no va a parar. Hacen parecer que la confrontación viene de un solo lado y que, del otro, está Biolcati con su vaquita mansa, Biolcati hablando de San Martín y Belgrano. ¡Lo hubiesen sacado a patadas en el culo a San Martín de la Rural!

–Se está presentando la Ley de Medios en el Congreso, ¿qué opinás?

–Es necesaria. Tal vez hubiera sido mejor que se presentara en un momento de menos confrontación. Los sectores de poder plantean un discurso único siempre. Por eso Clarín, que forma parte de ese poder y es un monopolio, se siente atacado. El presidente de TyC dijo que la mejor democracia es que haya que pagar para ver fútbol, eso es capitalismo puro.

–¿Creés que hay un fusilamiento mediático, como denunció Cristina?

–Hay decisiones que perjudican a ciertos intereses. En una confrontación, las partes siempre apuntan a señalarse como víctimas y la población queda rehén en la disputa sobre quiénes son los buenos y quiénes los malos. Si la Presidenta dice eso es porque está en un conflicto de poder que la roza. Es claro que hay una política de desgaste, verbalizada por la oposición, para que el poder pase de bando. En ese marco, me preocupa mucho más lo que dice Biolcati.

–¿Hay un cambio en el Gobierno desde la derrota electoral?

–Recuperó la iniciativa. Pero lo principal es que la oposición no asume la construcción de un poder proyectivo. Sólo dice que todo está mal. El Gobierno muestra más solidez y potencia mediante acciones concretas como la Ley de Medios o el fútbol. La oposición retrocede pero, ojo, se agazapa para atacar después. La política es conflicto, no es consenso. ¿La democracia el reino del consenso y el debate? ¡Vamos! Se trata de una lucha para ver cuánto cedemos y cuándo volveremos a atacar.

–¿Qué pensás sobre la despenalización del consumo de marihuana?

–Las decisiones que toma un adulto, entre ellas fumar marihuana, son absolutamente personales. Fumar no tiene ninguna vinculación con el delito ni con su demonización. Los sectores que se oponen tienen una visión de la vida macabra, una moralidad sobrecargada y casi estafadora. Plantean que se usan drogas para delinquir, pero ¿qué hacen los custodios de la moral para evitar el delito? Condenan pero no arreglan las dificultades

–Ciertos adolescentes toman al personaje de Micky Vainilla sin la distancia de la ironía y siguen sus dichos al pie de la letra.

–Ah, sí. Pero para eso están los padres que verán el programa con los chicos y les explicarán que Micky es una ironía, algo monstruoso y no reivindicativo del racismo. No me puedo hacer cargo de lo que puedan pensar respecto de un personaje. También Charles Manson mató a doscientas personas porque decía que Lennon le ordenaba matar. Lo que tiene el humor es que, a veces, deja al desnudo la propia miseria y es algo que no nos gusta ver.

–¿Qué ves con tus hijas en la tele?

–Ellas ven cosas ligadas a su mundo infantil. La mayor, que tiene 10 años, empieza a estar más conectada conmigo y a interesarse más en mi propio mundo. Debe estar en una etapa de enamoramiento del papá. La de seis años es totalmente dorada, construye sus castillos de princesa en los rincones de la casa. Tiene un mundo interior muy fuerte, pero todavía no llegó a la etapa en la que escucha muchas voces para formar su voz propia, la que elija y que yo acompañaré hasta el final. Ahora escuchamos música juntos, por ejemplo.

–¿Cómo vive tu familia tu exposición?

–Las nenas lo empiezan a sentir, pero estoy en casa bastante, tengo una presencia interesante en esta etapa. Mi vieja vive, mis dos hermanos murieron, tengo una familia no muy numerosa. Mi vieja está muy contenta, y más con el reconocimiento actual. A los 16 años, yo quería jugar al fútbol y mi viejo me respaldaba, pero también tenía que estudiar porque la posibilidad de jugar dos años y que te lleven a Europa era impensable. Más grande, empecé a estudiar teatro y a frecuentar los lugares que elegí.

–Sos jurado en el Festival de Cine de Diversidad Sexual.

–Lo hago para hacerle la gamba a mi amigo Fabio Zurita, que lo organiza. Tengo interés, claro, en los encuentros sexuales que, en algunos casos, pueden ser muy celebratorios, y en otros, una forma más de la mentira. El sexo está entre las diez cosas más felices de la vida. De todos modos, quiero desmitificar que los hombres la chupan mejor que las mujeres. O al menos, yo prefiero que me la chupe Cameron Díaz a Elton John. La técnica masculina en el sexo oral no es algo que me preocupe. Lo he probado y es pura mitología. Y desde ya no se puede comparar a Cameron Díaz con Elton John y ni siquiera con George Michael.
1

Denuncian que activistas rurales produjeron desmanes contra una oficina de la ONCCA

El presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Emilio Eyras, denunció hoy que un grupo de "activistas rurales realizaron desmanes" en la delegación Salto de la dependencia nacional.

"Estos niveles de intolerancia no permiten construir el diálogo”, aseguró Eyras al repudiar los incidentes y detalló que "unos 70 manifestantes agropecuarios se apostaron esta mañana frente a la Agencia ONCCA de Salto con la intención de entregar un petitorio al Gobierno Nacional".

Explicó que "antes de ser desalojados por el personal policial, los activistas rompieron el cartel de la oficina, dejaron pintadas con aerosol, pegaron afiches con mensajes intimidatorios y amedrentaron al personal de la ONCCA, arrojando huevos contra la fachada del local".

Eyras se manifestó "muy preocupado por lo sucedido en Salto" y enfatizó que "estos niveles de intolerancia no permiten construir el diálogo”.

"Cuando quienes dicen querer el diálogo recurren a la intimidación queda claro que sus objetivos no son los que dicen tener”, agregó el funcionario.

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=159182&id=310025&dis=1&sec=1

Ley de Medios Audiovisuales





ANTICIPO DE DIARIO DE GUERRA Cosecharás tu siembra



Magnetto y Aranda. 1 y 2 del Grupo Clarín.
20-08-2009 / Es el libro que revela los secretos del Grupo Clarín. La nueva investigación de Claudio Díaz descubre los intereses del multimedios con los agronegocios y describe su vínculo con los influyentes Rockefeller, Kissinger y Soros. La “escuelita” de cuadros mediáticos con el MIT.
El período que se abrió con la dictadura de Videla y Martínez de Hoz marca el momento cumbre de la reconversión de la Argentina como Nación en vías de desarrollo industrial, con capacidad para expandirse e intentar, a su vez, una independencia respecto del uso de la tecnología nuclear. En este nuevo “formateo”, lo que se buscó y logró fue hacerla retroceder al estado pre-peronista de la Década Infame.

De manera muy parecida a aquellos tiempos de país-granja, nuestro territorio, si bien con algunos “islotes” de producción industrial que sobrevivieron desde la época peronista, se transformó a partir de los ’90 en una especie de supermercado global para ofrecer sus góndolas de alimentos, cereales y carne principalmente, al resto del mundo. A comienzos de este siglo, dos lobbistas de corporaciones transnacionales como son Rosendo Fraga y Jorge Castro, comenzaron a publicitar la conveniencia de que Santa Fe y Córdoba se convirtieran en el nuevo paradigma de la inserción de la Argentina en el mundo, para así transformarse en uno de los eslabones de la llamada cadena agroalimentaria mundial.

(...) ¿Cómo es posible que Clarín sea, hoy por hoy, más vocero de la oligarquía agro-ganadera que el mismísimo La Nación? ¿Qué punto de encuentro puede haber entre un diario que dice representar el pensamiento progresista e incorpora como columnista de su suplemento rural al mismísimo Jorge Castro?

Parte de las respuestas que necesitamos encontrar está en la composición del capital accionario de Clarín. Se reconoce, oficialmente, que un 18% del mismo se encuentra en manos del Grupo Goldman Sachs, vinculado a transnacionales del lobby sionista norteamericano.

(...) Así y todo, hay que agregar que los clanes Magnetto y Aranda, números 1 y 2 respectivamente del Grupo, detentan una parte importante del capital accionario del diario. Y que en ambos casos sí se sabe que poseen campos en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Corrientes. Ellos mismos lo han reconocido públicamente al revelarse informaciones que los tienen como protagonistas de inversiones o proyectos comerciales.

El caso de José Aranda es el más interesante de analizar. Posee el principal arrozal de la Argentina, ubicado en la zona de Mercedes, en Corrientes, a menos de 10 kilómetros de la impresionante extensión de campo semi-virgen que adquirió el magnate norteamericano Douglas Tompkins. Se diría que son vecinos.

(...) (Los lazos de Tompkins) con las más altas esferas del poder económico se hacen visibles en el flujo de fondos de dos de las asociaciones ecologistas más grandes del mundo a las que está asociado: la International Forum on Globalization (IFOG) y el Funders Network on Trade and Globalization (FNTG).

Si bien el mismo Tompkins es el primordial proveedor de fondos, con más de 1.250.000 dólares invertidos hasta año 2002, entre los apoyos financieros de IFOG figuran tres instituciones de renombre: el Rockefellers Brothers Fund, la Turner Foundation y la Ford Foundation, instituciones vinculadas al banco JP Morgan Chase.

En 1969, David Rockefeller financió una investigación patrocinada por Henry Kissinger, la que culminó en el llamado Iron Mountain Plan (IMP).

El IMP exponía la imperiosa necesidad que tenía el establishment financiero de buscar una forma silenciosa de ganar presencia en las zonas geográficas que sean de interés estratégico para Estados Unidos, en pos de mantener su posición hegemónica a nivel global. Entre muchas de las alternativas propuestas para tales fines sobresalía la utilización de la causa “ecologista”, ya que la misma “cuenta con social suficiente como para no generar demasiadas sospechas entre la población”, según lo establecido en uno de los considerandos de la plataforma.

Y algo más interesante todavía: se sabe que la familia de Ted Turner, el magnate televisivo casado con la actriz Jane Fonda, es dueña de varias estancias en la Patagonia argentina, dentro de las que se ubica el famoso Lago Escondido. El hombre es un generoso contribuyente de IFOG, una organización entre cuyos miembros también figuran los hijos británicos de Sir Goldsmith: Edgard (dueño de la revista The Ecologist) y James, banquero de Londres que también operó como ejecutivo del Quantum Fund, de George Soros. Que es a donde queríamos llegar... A Soros, el otro poderoso de las finanzas que entra a jugar en este extraño entramado que se está dando en Corrientes y su zona de influencia.

Ahora, ¿qué tendrá que ver Clarín con todo esto? El diario, tal vez nada. Pero su vicepresidente, José Aranda, sí. Y mucho, como veremos a partir de los próximos párrafos.

(...) El viernes 11 de julio de 2008, un ratito antes de las 20, Luis Landriscina “mateaba” el tiempo en su casa a la espera del inicio, dos horas después, del programa Mano a mano con el campo, que conduce desde hace cuatro años por el Canal Rural. En ese momento sonó el teléfono, el conocido humorista atendió y se encontró con la voz de su hijo Fabio, productor periodístico del ciclo: “Viejo, tengo malas noticias. Acabo de recibir una llamada del canal; quieren que levantes la nota sobre el problema en el Ayuí Grande. Parece que estás pisando callos de gente pesada...”.
Landriscina tuvo una actitud ejemplar: “Fabio, nosotros tomamos la decisión de enviar la grabación del programa completo. Si lo cortan sería un caso de censura previa que no podemos permitir. Así que deciles que no sacamos nada...”. Su honestidad intelectual quedó sepultada por la impudicia del Grupo Clarín, propietario del Canal Rural, que ordenó levantar la emisión de ese viernes y repetir, en su lugar, el de la semana anterior. Por supuesto, el otro envío nunca fue emitido al aire.

Los pormenores se conocieron días después. Landriscina había convocado a su programa a Enrique Lacour, presidente de la Fundación Iberá, para que explicara el serio impacto ambiental que ocasionaría en un paraíso natural emblemático de la provincia de Corrientes la reactivación de un proyecto en el que estaban metidos el vicepresidente del Grupo Clarín, José Aranda, y el multimillonario... George Soros.

La historia es así. A fines de la década del ’90, Aranda, asesorado por el ingeniero agrónomo Héctor Huergo, director del suplemento rural de Clarín, compró 36 mil hectáreas en el departamento correntino de Mercedes y se puso a sembrar arroz. Invirtió en ese rubro a sabiendas de que el modelo económico argentino de las últimas décadas se perfilaba cada vez más hacia la producción y exportación de cereales. Le fue muy bien, el negocio se hizo rentable. Buena parte del producto comercializado bajo el nombre de Arroz Gallo, el de mayor consumo en la Argentina, provino del campo de Aranda. No se sabe cómo y cuándo se dio el encuentro, pero ya en el nuevo siglo Soros le propuso al empresario de Clarín conformar una sociedad para incrementar la producción de arroz y conseguir con su venta ganancias extraordinarias, aprovechando el incremento del precio de los granos en el mercado internacional. Se fijaron una meta: exportar más de 130 mil toneladas anuales.

Hasta el 2008, así como se desconocía este acuerdo, tampoco se sabía mucho acerca de los medios de los que querían valerse para sumergir a una parte de Corrientes en una gran olla repleta de la gramínea. Justamente de esa posibilidad hablaba el ecologista Lacour en el censurado programa de Landriscina.

Es que para materializar su negocio, Aranda-Soros pretenden interrumpir el flujo del Ayuí Grande, en el departamento de Mercedes, con un paredón a cota 60 que lo atravesaría por completo, al punto de inundar su lecho completo en decenas de kilómetros de costas. Escribimos en presente porque el proyecto sigue en pie. La propuesta consiste en crear un lago artificial de proporciones descomunales. Tan grande como El Palmar de Colón, Entre Ríos, mayor que la famosa Laguna del Iberá y 12 veces más extenso que el casco urbano de la propia ciudad de Mercedes. ¿Para qué necesitarían semejante lago artificial? Para disponer de agua suficiente destinada al riego de las plantaciones. Es decir: el agua que naturalmente surgió en ese territorio en el amanecer de los tiempos, ahora pasaría a ser propiedad privada de los empresarios.

Tal como está planteado, se inundarían 18.000 hectáreas de ambientes naturales que incluyen pastizales y bosques nativos con vocación ganadera y conservación de la biodiversidad, para transformarlos drásticamente al cultivo de arroz. El reservorio artificial recibiría, a su vez, los efluentes químicos de la gigantesca superficie de plantíos, y el destino de la cuenca del río Miriñay (receptor final de las aguas que terminan en el río Uruguay) podría quedar severamente comprometido, no sólo desde el punto de vista ambiental, sino también productivo, pues la cantidad y calidad de aguas disponibles cuenca abajo ya no serían las mismas.

Quizá porque el tema tomó estado público, el mismísimo suplemento rural de Clarín destacó en su edición del 21 de junio de 2008 la importancia de la inversión “para la producción y la creación de fuentes de trabajo”. Pero se ve que la iniciativa ya venía madurándose desde antes. “Hubo intentos de llevar adelante el plan mucho antes, pero la debacle de 2001 nos obligó a desistir en aquella oportunidad”, dijo Mario Freire, a quien se indica como representante de las dos empresas asociadas, es decir: Copra S.A., cuyo titular es José Aranda, número 2 del Grupo Clarín, y Adecoagro, perteneciente al financista húngaro George Soros. “El año pasado tomamos la fuerte decisión de terminarlo y presentarlo a las autoridades”, explicó el propio Aranda al matutino del grupo económico que preside.

Así fue como a mediados de 2008, el gobernador de Corrientes, José Colombi, recibió a Aranda y compañía, quienes le entregaron un informe de 2.000 páginas donde se detallaban “aspectos técnicos y estudios de impacto ambiental y social que demuestran la viabilidad de la iniciativa”, según dijeron los inversores. La posición de Colombi no se hizo esperar. En conferencia de prensa el mandatario provincial afirmó: “Saludamos, acompañamos y felicitamos a este emprendimiento del sector privado que ayudará a solucionar cuestiones sociales y da esperanzas de crecimiento a la provincia”.

Sin embargo, organizaciones ambientalistas consideran ilegal que un grupo privado se adueñe de un río para hacerlo desaparecer junto a sus bosques y sus especies animales y vegetales. Al mismo tiempo, la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de la Nación adelantó en la primera semana de agosto de 2008 que el proyecto inversor debe ser analizado “muy cuidadosamente” por los efectos negativos que podría producir en una zona como la de los Esteros del Iberá. Cuando terminábamos de escribir este libro, el proyecto aún no se había tratado.

(...) De Aranda, que es decir una parte de Clarín, hay otras cosas para contar. El ejecutivo ejerce la titularidad de la Asociación Bradford Argentina, que representa a lo más granado de la oligarquía ganadera. Durante 2008 esta entidad publicó en el diario dos solicitadas en la que defendía la lucha “del campo” contra “la prepotencia del gobierno”. Y más todavía: a través de la compañía Copra S.A., que preside el mismo Aranda, Clarín y La Nación se unieron hace siete años para empezar a organizar las exposiciones rurales que tienen lugar, durante los meses de marzo, en distintos polos rurales de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba. Estos eventos concentran a casi todo el espectro del sector agropecuario, lo que les permite acordar negocios por varios cientos de millones de pesos. En la edición 2008, realizada en Armstrong, Santa Fe, se concretaron ventas por $ 380 millones.

Por eso Clarín supo cómo sembrar el terreno durante el chantaje de los pooles sojeros... Su suplemento rural fue muy cristalino cuando en la edición del 22 de marzo de 2008, es decir, cuando se cumplían 12 días del paro, establecía que “el campo fue provocado y ahora reacciona como debe”, para agregar que “los productores saben que esta pelea va para largo y por eso deben prepararse”. Pocos días antes, en la edición del 8 de marzo, el diario homenajeaba a los sacrificados hombres del campo. En la página central del suplemento sobresalían las fotografías de los titulares de la Sociedad Rural, por entonces Luciano Miguens, y de Confederaciones Rurales, Mario Llambías, brindando con champagne junto al mismísimo Aranda. Buzzi y De Angeli ni figuraban porque, claro, en ese momento no eran del palo... El paro ya estaba en marcha y Clarín parecía salir a dar la bienvenida a los impulsores de la medida. En 2009 el diario repitió la operación. Como si alentara a su tropa de terratenientes a avanzar contra el enemigo a paso redoblado, en la edición del jueves 12 de marzo, Huergo escribía en Clarín: “El aniversario encuentra nuevamente al campo listo para una nueva batalla...”.

(...) La urgencia por cerrar filas en derredor de la torre de control del nuevo orden, genera tal dependencia que el más grande grupo de comunicación y formación de ideas y pensamientos de la Argentina no tiene escrúpulo alguno en seguir difundiendo las ideas de quien es uno de los mentores de ese nuevo orden, Henry Kissinger, de quien incluso se ha probado judicial y políticamente su participación en los más sangrientos ajustes practicados en Argentina y los países vecinos durante el período de 1973 a 1980.

(...) En las columnas que firma (en Clarín), este genocida intelectual es presentado como ex secretario de Estado de Estados Unidos, definición que, por verdadera, no hace sino camuflar su verdadera identidad: la de un hombre del poder mundial que les pone la pistola en la cabeza a los países que se niegan a aceptar las reglas de juego de esa sinarquía.

No es casualidad que disponga a su libre albedrío de las páginas del matutino. Porque si este medio es en la actualidad uno de los principales dueños de la riqueza y de las palabras, es gracias al Sr. K. Cuando en 1976 Martínez de Hoz convenció a la camarilla militar de que había que dar el zarpazo, una de las primeras medidas que se decidieron fueron las vinculadas al control de los medios de comunicación, que los patrocinadores del poder mundial ya habían determinado como claves para tener todo bajo control.

Por eso en aquel momento, y a instancias de lo que habían decidido en el Departamento de Estado, Videla y sus esbirros llamaron a los propietarios de los tres diarios más emblemáticos del momento, Clarín, La Razón y La Nación, en ese orden, para pactar la Argentina de los próximos 50 años. El primer paso fue la cesión de Papel Prensa, una empresa que tomaron por 8 millones de dólares cuando, en realidad, los estudios de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas del Estado determinó que valía 250 millones.

Como dueños de la principal productora de papel de la Argentina, Clarín y La Nación (La Razón fue absorbida por el Grupo) consiguieron ahogar a los diarios que no forman parte del poder económico. ¿Por qué, cómo...? Mediante continuos aumentos en el precio de la materia prima esencial para el periodismo gráfico. Obsérvese cómo fue aumentando el valor de la tonelada en los últimos años:

Enero de 2007……$ 1.571
Enero de 2008……$ 1.903
Enero de 2009……$ 2.837

Al llegar la década del ’90, el llamado Consenso de Washington determinó que, para ejercer el control del pensamiento, los grandes diarios, la radio y la televisión en manos de grupos o personas amigas y confiables debían abandonar definitivamente su rol como medios de información, para constituirse en usinas ideológicas y de propaganda del neoliberalismo.

En Argentina, después del área de hidrocarburos, la inversión más alta de las corporaciones multinacionales se dirigió hacia los medios de comunicación. Se traspasaron empresas por valor de 10.000 millones de dólares. Y la gran mayoría fueron a parar a manos del Grupo Clarín, que favorecido por la Ley Dromi del gobierno menemista, que derogó parte del artículo 45 de la Ley de Radiodifusión de la dictadura, les permitió a dueños de diarios adquirir radios y canales de TV.
El personaje clave de esta operatoria fue el lobbista del poder mundial Henry Kissinger, un viejo amigo del diario que tiene muchas “colaboraciones” publicadas: hace ya 22 años que Clarín le publica sus artículos de manera regular, a un promedio de ocho al año.

(...) En setiembre de 1990, al asistir a la reunión organizada por el Consejo de las Américas en Nueva York, Kissinger pidió en persona al entonces presidente Menem que se impulsara desde el Estado una legislación que permitiera a los propietarios de diarios argentinos acceder al control de emisoras radiales y canales de televisión, ya que el poder económico mundialista necesitaba de estos medios como nuevas usinas del ideario neoliberal.

(...) Las vinculaciones de Clarín con el poder mundial no se detienen allí. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, del inglés Massachusetts Institute of Technology) es presentado “hacia afuera” como una de las principales instituciones dedicadas a la docencia y a la investigación en Estados Unidos, especialmente en ciencia, ingeniería y economía. Pero en términos “caseros” es lo que se dice “un formador de cuadros políticos e intelectuales para uso del dominio mundial”.

Hasta su muerte, en julio de 2002, uno de los cerebros del MIT era el economista norteamericano Rudiger “Rudi” Dornbusch. Acompañado por su par chileno Ricardo Caballero, ambos hicieron público el 27 de febrero de 2002 un documento de tres carillas titulado “Argentina, un plan de rescate que funcione”.

Dornbusch consideraba en el mismo que la profunda crisis económica y social que sufría por ese entonces la Argentina superaba largamente a los propios argentinos. Y por eso mismo, cualquier solución debería ser no sólo diseñada, sino ejecutada por extranjeros. Es decir: proponía la intervención extranjera sobre el Gobierno argentino, al menos sobre las palancas de la política fiscal, monetaria y la administración de impuestos.

(...) Frente a esta propuesta indecente, en aquel ya lejano marzo de 2002 Clarín apenas informaba sobre la disparatada injerencia de este hombre del MIT. Se había limitado a reproducir en un pequeño espacio un cable de la agencia Diarios y Noticias (DyN), como para cumplir con la publicación de la información pero sin hacer tanta alharaca por el significado de la misma, es decir: un descarado movimiento neo-imperial auspiciado por una entidad con la que tiene acuerdos.

Al respecto, el MIT tiene firmado un convenio con la Universidad de San Andrés, semillero este de donde el Grupo Clarín toma cuadros profesionales, técnicos e intelectuales, tal los casos de Ricardo Javier Anglada, quien se desempeña como Director General de Canal 13, y el internacionalista Juan Andrés Tokatlián, columnista del diario en la sección Política Exterior.

Los acuerdos del Grupo Clarín con el MIT y con la Universidad de Columbia, ligada al Departamento de Estado, también redundaron en este nuevo siglo en la formación de sus periodistas. Desde al menos 2003, el diario envía a integrantes de su redacción que durante períodos que van de los cuatro a los nueve meses regresan formateados con las ideas que incorporan en aquellas mecas del pensamiento liberal. Curiosamente, a su regreso pasan a ocupar cargos como editores o jefes de sección.

(...) La muy promocionada Maestría en Periodismo que el Grupo lanzó en 2001 para formar a gusto y antojo a hombres de la prensa también responde al mandato de los grupos de poder económico locales y extranjeros que necesitan contar con profesionales dóciles. Todos los años, entre 25 y 30 periodistas de la Argentina y de otros países de habla hispana pagan unos 2.500 dólares para que Clarín les enseñe las técnicas del periodismo colonial, que cada uno de ellos ejercerá después en los medios a los que accedan, incluso en algunos de los que controla el propio pulpo mediático.

http://www.elargentino.com/nota-54600-Cosecharas-tu-siembra.html

La fuerza de la verdad


Por Estela Carlotto *
En un reciente fallo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la validez de un allanamiento realizado en la vivienda de una persona presuntamente hijo de desaparecidos, a fin de recabar algunos de sus objetos personales y obtener de allí su ADN para analizarlo en el Banco Nacional de Datos Genéticos donde obran las muestras genéticas de los familiares de desaparecidos que buscamos a niños nacidos en cautiverio o secuestrados con sus padres, jamás devueltos a sus familias.

De esta forma, el más alto tribunal del país reconoció el derecho de las Abuelas a saber dónde están sus nietos y a que –una vez encontrados– se haga justicia por tan aberrantes crímenes, aun contra la voluntad de quienes fueron apropiados. Y es allí donde reside el mayor acierto de la decisión de los jueces.

Es el Estado, a través de su Poder Judicial, el que debe asumir la responsabilidad de resolver los serios conflictos que se plantean como consecuencia del más aberrante plan criminal de la dictadura. Trasladar esa decisión a las víctimas, lejos de evitar su “revictimización”, la provocaría, pues si algún argumento se reitera entre aquellos jóvenes que rechazan someterse a un análisis de ADN es que no quieren ser “culpables” de que quienes los criaron vayan a prisión. Del mismo modo, conferirles una suerte de poder de veto sobre el uso de sus análisis de ADN como pruebas incriminatorias de sus apropiadores –tal como han sugerido los jueces Zaffaroni y Lorenzetti en su voto disidente– los convertiría en “culpables” de su impunidad.

Vale la pena destacar que hasta la fecha nueve jóvenes recuperaron su identidad por la vía cuya validez reconoció la Corte Suprema. Si bien no se ha tratado de procesos exentos de dificultades y contradicciones, ninguno de los jóvenes realizó impugnaciones al resultado una vez que lo conocieron. Es decir que sus posiciones cambiaron diametralmente luego de conocer la verdad. Y es que, como deben saber los jueces de la Corte y como aprendimos las Abuelas en más de tres décadas de incansable búsqueda, la verdad libera.

* Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-130506-2009-08-24.html

“Se va a demostrar que a Jorge y sus compañeros no les quitaron la dignidad”

IDA LUZ SUAREZ, PAREJA DE JORGE SARAVIA ACUÑA
En esta entrevista, la pareja del cuadro de Montoneros que desapareció junto a Cacho Ayala recuerda cómo fue la vida de un joven de San Isidro que dejó el anti peronismo de su familia para volcarse a la militancia armada. “Aspiro a que los asesinos terminen su días en la cárcel”, dijo.



Ida Suárez muestra una foto de su compañero, sentada en la esquina donde desapareció.
JUAN MANUEL LAPROVITTA
DE LA REDACCION


Aunque su aspiración es que Diego Ulibarrie fije domicilio definitvo en la cárcel, el objetivo de máxima que sostiene hace 33 años Ida Luz Suárez, es saber dónde están los restos de su pareja, Jorge Saravia Acuña, su compañero de militancia y de la vida que terminó secuestrado y con un final incierto que comenzó a escribirse en Corrientes, ciudad que nunca antes había conocido sino hasta febrero de 1976 cuando el comisario que hoy es juzgado lo llevó a culatazos a la Jefatura de Policía junto a otros 3 peronistas. “Pero si así no fuera, no importa, a mi lo que sí me importa es demostrar que a ellos, a Jorge y a sus compañeros, no les pudieron quitar la dignidad ni matarlos como perros, los perros fueron los otros”, avisa la mujer, en una idea forjada con la indeleble marca que le dejó la búsqueda incansable.
Ida Suárez llegó a Corrientes el 11 de agosto para hablar ante los 3 jueces que juzgan a Ulibarrie sobre los pormenores que rodearon la vida de su novio, que nunca dejó de recordar, ni siquiera al reconstruir su vida tras el exilio y la pérdida de toda su generación. “Por sobre todas las cosas para mi sería muy importante encontrar los restos de Jorge, saber donde están y tener un lugar donde llevarle una flor”, dice, pero advierte que “si así no fuera, no importa, a mi lo que sí me importa es demostrar que a ellos, a Jorge y a sus compañeros, no les pudieron quitar la dignidad ni matarlos como perros, los perros fueron los otros. Ellos murieron como seres humanos dignos. Aspiro a que los asesinos terminen su días en la cárcel.”

Aunque desapareció en Corrientes, ¿Jorge Saravia Acuña alguna vez tuvo una vinculación con esta provincia?
Jamás tuvo una vinculación ni siquiera circunstancial con Corrientes. La única línea tangente fue en julio de 1974 cuando me vengo por 15 días de vacaciones a Corrientes y a Misiones y él no pudo acompañarme, por cuestiones de trabajo y militancia.

¿Tuvo otros compañeros de militancia que también hayan sido desaparecidos?
A los 30 años me pasó lo que a la gente le pasa a los 70 o los 80: perdí a la mayoría de la gente que quería; perdí la mayoría de mis compañeros y amigos, que era la gente que yo más quería. Es una sensación muy difícil de trasmitir, es lo que le pasa a los viejos cuando empiezan a sentir que se le van todos y se van quedando solos. Perdí amigos entrañables.

¿En su familia había militantes como usted, de la política o alguna otra causa?
Cundo yo tenía 10 meses y 5 días mi papá y mi mamá cruzaron caminando los puentes que llevaban a Capital Federal y llegaron caminando a la Plaza de Mayo y los dos se lavaron las patas en la fuente. Mi padre participó del intento de golpe del General Valle, se salvó de los fusilamientos porque no lo agarraron a tiempo y siempre fue un peronista consecuente. En mi casa nunca nos inculcaron la indiferencia, sino la participación.

¿Algo muy distinto a lo que uno se puede imaginar de la familia Saravia Acuña?
Había una brecha no sólo económica sino social muy grande entre la familia y los antecedentes familiares de Jorge y los míos. Jorge decía que él tenía el orgullo de ser el primer peronista de una familia gorila.

Saravia Acuña tenía familiares militares, jueces y abogados en actividad durante 1976 ¿Eso pesaba o ejercía incidencia para que abandone su militancia?
No. Significó un tema de conflicto familiar sí, pero no de ruptura. La madre de él, cuando cae preso por primera vez en noviembre de 1974 junto a un grupo de compañeros en un bar de Lomas de Zamora, me comenta algo que a me produjo una especie de ternura escucharla: ‘Yo hubiera entendido que Jorge fuera del ERP pero peronista me resulta muy difícil, pero Jorge es un tipo brillante y lo que él decida está bien‘. Se notaba mucho su nivel intelectual. Se recibió muy rápido en la facultad y era un trabajador incansable, escribía, era muy crítico de sí mismo y también de los demás, muy exigente.

¿Qué pensaba de Perón?
Que era un líder, y para él, el personaje de Evita era alguien que lo emocionaba y que al mismo tiempo lo intrigaba mucho. Me preguntaba mucho qué decían en mi casa sobre Evita y yo le decía, por ejemplo, que me crié con una foto de Eva pegada en la cocina, que uno de los recuerdos más fuertes que tengo de mi infancia es cuando estaba haciendo los deberes y por la radio apareció una voz que dijo que a las 20,25 la señora Eva Perón había pasado a la inmortalidad y mi madre se largó a llorar desconsoladamente. Es un recuerdo muy sobrecogedor, por que desató una tremenda tristeza. Y él me preguntaba mucho sobre Evita, qué opinaba mi familia, qué sentíamos nosotros, qué se palpaba en el barrio cuando era chica ya que le habían quedado muy grabadas las cuestiones como ‘la yegüa esa‘ o ‘viva el cáncer‘, que repetían las familias anti peronistas.

¿Y qué decía de tener que virar de una militancia política a la necesidad de tomar las armas?
El venía de la guerrilla. Su militancia empezó alrededor del año 72, durante la dictadura de Padro Agustín Lanusse, cuando uno tenía muy claro que en algún momento debía tomar las armas. Pero en el año 73 era uno de los más claros exponentes de que había que trabajar con las bases, en las fábricas, en las escuelas, en los inquilinatos, con las mujeres, con los hombres, que había que hacer trabajo político y se vuelca a la formación de organizaciones sindicales, es decir, no llegó a ver la última represión que hubo en el año 75, porque después de ser detenido en 1974 y lo sacan, fue expulsado a Lima (Perú) y después a México, desde donde fue a Madrid y regresó en diciembre de 1975, cuando se encuentra con esa realidad tremenda porque nos cerraron locales, nos mataron la gente, los delegados de base.

¿A esa altura se imaginaban que habría un golpe de Estado y debían generarse los movimientos que estaban previsto al momento de la desaparición de Jorge Saravia?
Sí, en función de eso vino a instalar una imprenta a Corrientes y una gomería en Posadas, sobre todo para que los compañeros tuvieran trabajo visible y que les permitiera sustentarse y mantenerse, pero además un trabajo que si los paraban en la calle, pudieran decir ‘nosotros tenemos esta gomería‘o ‘tenemos esta imprenta‘; hasta habían hablado de instalar una distribuidora de calzado en esta zona. No sé en qué quedó ese proyecto.

¿Desde adentro de la militancia algún correntino le pudo ofrecer algún dato sobre su pareja a lo largo de estos 33 años?
No. Sí pude hablar con Fernando Vacca Narvaja, que fue el responsable en esta zona hasta diciembre de 1975 y que me dijo ‘yo no sé que pasó ahí a partir del 1 de enero de 1976‘.

¿Cómo fué recomponer una vida que estaba proyectada para compartirla junto a Jorge Saravia?
Fue muy difícil, muy difícil y a veces es difícil todavía. Pero depende de las personas, con quién te encuentres. La persona con la que yo formé una pareja y una familia, con la cual me casé en el año 86, un militante del Partido Socialista de Chile, no es una persona indiferente y además es alguien que cuando por primera vez visitó mi casa en Amsterdam lo primero que vió en el living fue una foto de Jorge, osea, me conoció a mí y a él al mismo tiempo. Fue todo muy difícil y muy complicado.

Cristina firmó el acuerdo para el fútbol gratis y para todos


Acompañada por Maradona, la Presidenta selló el vínculo en el que el Estado se hará cargo de la comercialización televisiva del deporte. "El sistema será de una absoluta transparencia. Empezamos una nueva etapa", señaló. Además, el 50 % de las ganancias será para promover el deporte olímpico.

Galería de imágenes (3)

Escoltada por Maradona y Don Julio, Cristina anunció la asociación entre el Estado y la AFA.
La ansiada espera terminó. Unos minutos después de las 18 horas, se puso el sello para un convenio histórico entre la AFA y el Sistema Nacional de Medios Públicos. Los representantes del Gobierno y de la Asociación firmaron el nuevo acuerdo para el fútbol para todos con la presencia de Cristina Fernández, Julio Grondona y Diego Maradona, entre otros.

"Esto no sucede por casualidad ni por aprovechamiento de circunstancias. En el teatro presentábamos el anteproyecto de la Ley de Medios Audivisuales. Un capítulo muy importante era lograr el derecho al acceso al deporte más importante para todos los argentinos. Hace cinco meses nadie hablaba de esto", argumentó la Presidenta.

Cristina también respondió a las críticas de ciertos sectores: “Los que escriben que el Estado va a subsidiar el fútbol saben qué clase de negocio es y que no necesita ser subsidiado”. La "nueva era", como describieron tanto la funcionaria como Don Julio, destinará 600 millones de pesos anuales para el deporte. Además, lo que exceda a esa cifra se repartirá en partes iguales hacia la Asociación y el deporte olímpico.

"El fútbol me dio todo, pero está pasión siempre me sorprende con algo más como este día. Acaba de nacer un nuevo desafío en nuestras vidas: un nuevo orden en el fútbol argentino. Hoy es un día histórico", comentó Grondona. Y agregó: "Esta oportunidad será irrepetible. Vamos a honrar nuestras deudas. El Gobierno nos dio su apoyo".

Cristina, además, consideró que la firma del flamante acuerdo es un hito histórico para la Argentina: "Hoy hemos dado un paso grande en la democratización de la sociedad. Se termina el secuestro de goles". Y adelantó: "El sistema tendrá que ser de una absoluta transparencia para que comenzamos una nueva etapa".

Nacimiento. El vínculo se cerró ayer, tras una reunión que mantuvo el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y un grupo de dirigentes encabezados por el secretario ejecutivo de la AFA, José Luis Meiszner. A través del nuevo acuerdo, el Estado dispondrá de los derechos de televisación del fútbol local.

Obligaciones. "Este contrato obliga a una reorientación de la pauta publicitaria. En lo que exceda, el 50 % será destinada a la AFA y el otro 50 % al deporte olímpico. El Gobierno no quiere hacer negocio, quiere promover el deporte. Esto exige un esfuerzo y un compromiso de los dirigentes", aseguró la Presidenta.

"No quiero una sociedad de secuestros de ninguna naturaleza sino una sociedad libre. Lo importante es que las corporaciones no se vuelvan monopólicas, porque cuando ello ocurre se vive en una sociedad menos democrática, más extorsiva y más sometida a presiones", concluyó Cristina. Después hubo tiempo para foto con Maradona ("nuestro querido Diego", dijo la mandataria) y la entrega de una camiseta de la Selección nacional con su nombre en la espalda.
3

ACTORES DEL SAN MARTIN NO COBRAN SUELDO -PELIGROSO DECRETO DE MACRI



Hola Revista:
Soy Pablo Vascello, actor, integrante del elenco de Marat-Sade, obra de Peter Weiss que con dirección de Villanueva Cosse está haciendo funciones en el Teatro San Martín.
Te molesto para pedirte por favor que difundas esta situación por la que estamos atravesando.
Los actores y miembros del equipo creativo del Complejo Teatral de Buenos Aires, actores, directores, vestuaristas, iluminadores, escenógrafos, músicos, de las obras de los teatros San Martín, Alvear, Regio, de la Ribera y Sarmiento, no estamos cobrando el sueldo debido a un decreto del Jefe de gobierno, el DECRETO N° 493/09 de fecha 4 de junio de 2009, el cual adjunto y del que resalto el artículo 2°:
Artículo 2°.- Suspéndese durante el presente ejercicio presupuestario toda nueva contratación bajo los regímenes de locación de obra y de servicios, debiendo extremarse la utilización de los recursos humanos y técnicos actualmente existentes.
Los contratos de locación vigentes sólo pueden renovarse por estrictas y justificadas razones de servicio conforme las previsiones establecidas en el artículo 15 del presente Decreto.
Cuando utiliza la palabra “servicios” se refiere a nosotros, ya que como contratados somos prestadores de servicios.
Por otro lado te cuento que nosotros, actores, deberíamos renovar contrato cada dos meses. El contrato anterior que firmamos tuvo vigencia hasta el 30 de junio. Estamos a 7 de agosto y aún no tenemos novedades de la renovación del contrato, aunque seguimos haciendo funciones. O sea, estamos trabajando sin contrato, sin cobrar julio ni tener novedades sobre agosto y sin que se nos informe cuando se va a regularizar la situación. Se nos dice que quizá recién en octubre… quizá… ¿cómo hacemos para vivir?…
Por otro lado, entre los considerandos, este decreto justifica:
“Que, en el referido contexto, se hace necesario adoptar políticas que permitan garantizar el reordenamiento de las finanzas publicas mediante instrumentos tendientes a mantener los equilibrios necesarios, al tiempo de asegurar el cumplimiento de la totalidad de las obligaciones salariales para con los agentes de este Gobierno, así como los servicios esenciales en materia de salud, educación, acción social, medio ambiente e infraestructura”;
Aunque es ambiguo, una porque nuestras “obligaciones salariales” no están siendo contempladas (como la de muchísimos contratados de la ciudad en diversas áreas), otra porque entre los servicios “escenciales”, cultura no aparece.
Esta situación afecta a todos los contratados de la ciudad, en todas las áreas. Cultura, Educación, Salud, Acción Social, como siempre, son las más afectadas. Es mucha gente la que hoy no está cobrando su sueldo y sigue trabajando sin renovación de contrato, con el consentimiento tácito del Gobierno de la Ciudad.
Por favor, les pido que lean y difundan esta información. Es muy grave. Transcribo el comunicado oficial del Sindicato Argentino de Actores.
Desde ya, muchas gracias.
Pablo Vascello
DNI: 22.276.070
Comunicado

Consejo Integral COMPLEJO TEATRAL GENERAL SAN MARTÍN
La Asociación Argentina de Actores repudia la política Cultural del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Los Actores de las obras : Marat-Sade; Medea; La Cocina; Un poco muerto; Yo y el futuro; CoquetosCarnavales; Un Hombre es un Hombre; están sin contrato y sin cobrar sus salarios.
Lejos está, la cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de ser entendida como un bien común por parte del gobierno y de su
máximo conductor, el Ingeniero Mauricio Macri.
No nos sorprende, pues la historia se repite.
El vaciamiento del Canal de la Ciudad, que arrasó con nuestras fuentes de trabajo; el conflicto eterno con los trabajadores y artistas del Teatro Colón; la falta de presupuesto para “La Calle de los Títeres” y para el funcionamiento de “Proteatro”, instituto que ampara a los Teatristas Independientes; el permanente atraso de contratos y pago de salarios en todas las obras estrenadas y en ensayo en el complejo Teatral General San Martín, son muestras elocuentes, no de una falta de política cultural, sino de una política cultural concebida desde la óptica del sistema de mercado, considerando a los actores como locación de servicio. Estos actores hoy se encuentran sin contratos, y sin cobrar los salarios correspondientes, sometidos a la maraña burocrática que da por tierra con la mentada eficiencia de la que hacen alarde las autoridades gubernamentales.
Es decir: en estos momentos, la actividad teatral del Complejo Teatral Gral. San Martín está siendo sostenida gracias a la buena voluntad, a la responsabilidad profesional y el
respeto por el público que tienen los trabajadores actores que en ellas participan.
Agotadas las instancias de pedido de diálogo con el Ministro de Cultura Hernán Lombardi, quien demostrando un profundo desinterés nunca nos recibió, este sindicato exige la inmediata solución del problema suscitado, se declara en asamblea permanente y se reserva la acción gremial pertinente.
CONSEJO INTEGRAL
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE
ACTORES

Victor Hugo te lo dice sin pelos en la lengua

La AFA rescinde hoy con TyC y anuncia su asociación con el Sistema de Medios Públicos


Durante la reunión del Comité Directivo de la AFA que se desarrollará hoy a las 19, se resolverá la rescisión del contrato que une a la asociación con TyC, la empresa adjudicataria de los derechos de televisión hasta el 2014.
De allí nacerá un nuevo esquema: será mixto entre el Sistema de Medios Públicos y la AFA, luego de que el Gobierno se aviniera a desembolsar una suma de 600 millones de pesos para costear las transmisiones televisivas, de acuerdo con lo que reveló a Buenos Aires Económico una fuente que participó de la reunión que anoche mantuvieron el titular de la AFA, Julio Grondona y los dirigentes de los clubes en Ezeiza.
La rescisión del contrato con la actual empresa transmisora de los partidos de fútbol se producirá por “mayoría” de votos en la cumbre que tendrá lugar hoy.
En lo que respecta a la participación que tendrá la AFA en la sociedad con el Gobierno, las fuentes indicaron que “está la posibilidad de que la AFA busque una empresa que se haga cargo de las emisiones, pero con todas las garantías del caso para que no vuelva esta crisis”.
Estrictamente en la cumbre que tuvo lugar en el predio de Ezeiza, Grondona y los integrantes del Comité Ejecutivo no se refirieron explícitamente a la rescisión del vínculo pero ya algunas definiciones habían sido terminantes.

CIFRA. En primer lugar, el presidente de uno de los clubes más importantes de la primera división aseguró a este diario que Grondona “se refirió a una cifra exigua” ante todos los dirigentes, en silencio y con la ausencia de objeciones de estos últimos.
Minutos después, el vocero de la AFA, Ernesto Cherquis Bialo, fue contundente al sostener que “la relación es incomunicada” con TyC y que hoy “la reunión será resolutiva”.
Asimismo, indicó que "también se analizará cuando comenzará el torneo Apertura". El comienzo de la temporada futbolística 2009-2010 "comenzará el próximo 21 de agosto, con o sin televisión, porque esa es la voluntad de los dirigentes, que lo tendrán que aprobar mañana (por hoy) en la reunión de Comité Ejecutivo", anunció Cherquis Bialo.

NOTA. Los directivos de TSC habían enviado a la AFA una nota firmada en la que ofrecían a los clubes 40 millones de pesos para que pudieran ponerse al día con sus obligaciones, pero la respuesta fue negativa, ya que los "popes" de las entidades del fútbol argentino se negaron a concurrir a la reunión a la que habían sido invitados por sus pares de la televisión.
Es que a raíz de la suspensión del torneo que cierra el año, decidido por Grondona ante la deuda de $40 millones que la mayoría de los clubes mantienen con Futbolistas Argentinos Agremiados, comenzó a evidenciarse un grave problema de financiamiento que sacó a relucir una serie de reclamos varios, deudas y nuevas fuentes de ingresos.
Pero además, y fundamentalmente, se puso en tela de juicio el matrimonio entre la AFA y TyC, que lleva dieciocho años de felicidad y tenía asegurada su continuidad hasta, al menos, 2014. Ante los problemas económicos que aquejan desde hace años al fútbol, la AFA salió a pedirle a TyC más plata por la televisación de los partidos pero la compañía se negó. Actualmente, la empresa paga $268 millones por año para transmitir los torneos.

LOS CLUBES NO VAN A LA CITA CON LA OPERADORA

Otro dato impactante que surgió ayer de la reunión en el predio de Ezeiza entre Grondona y los presidentes de clubes: los representantes de los 20 equipos de primera división y de las cuatro divisiones del ascenso acordaron anoche no concurrir hoy a la reunión a la que los había convocado TyC, para las 11.
Después de dos horas y media de reunión en el predio de AFA, en Ezeiza, "se acordó seguir hablando mañana (por hoy) en el Comité Ejecutivo, pero no iremos a la de la televisión del mediodía", expresó anoche a Télam el titular de San Telmo, Carlos Ríos.
La empresa televisiva había señalado que durante la reunión informaría, en detalle, de las cláusulas del contrato suscripto con la AFA hasta 2014.
Los dirigentes interpretaron que el convite empresarial buscaría comprometerlos con su postura en el marco del conflicto que mantienen con el titular de la AFA.
De hecho, los dirigentes justificaron su ausencia en que entre los invitados no estaba Julio Grondona.
El desplante dejó en claro que la relación entre el fútbol y la señal dependiente del Grupo Clarín ya no tiene retorno. Todo está dispuesto para que hoy se anuncie la decisión.

FRANCISCO MARTIRENA AUBER

"La larga mano de Clarín también quiere monopolizar Internet"


Política&Medios entrevistó a Claudio Díaz, uno de los autores del blog QuétepasaClarin.com, que fue censurado recientemente por el grupo de Ernestina Herrera de Noble. El periodista sostuvo que “es hipócrita y cínico que un medio que pontifica la defensa de la libertad de prensa nos impida expresarnos”.

Si bien la noticia no se conoció a través de los grandes medios masivos, la censura al portal QuétepasaClarín generó revuelo en blogs y sitios alternativos desde el miércoles. A partir de una denuncia del Grupo Clarín, el Juzgado Civil y Comercial Nº 3 impuso una multa de 500 pesos diarios si el portal se mantiene online. Sus autores, entre ellos Claudio Díaz, decidieron no seguir utilizando el dominio.

“El argumento es ridículo”, contó Díaz a Política&Medios, ex periodista de Clarín y uno de los responsables del blog. “El Grupo le pide a la Justicia que intervenga porque nosotros explotamos la marca, pero no somos un grupo comercial ni tenemos publicidad. En todo caso, Kirchner nos podría hacer una demanda porque la autoria de la frase es de él. Es muy tomado de los pelos”.

El blog se basaba en el análisis del discurso de los medios del Grupo Clarín, por lo que Díaz cree que la censura se debió a que "les dolió el contenido. No pudieron actuar por ese lado entonces hicieron algo para que no saquen del ciberespacio. Me parece que actúan por esa soberbia que da el poder, pero creo que fue un error”.

Pero a partir de que se conoció el hecho comenzaron a llegar los mensajes de solidaridad, contó el periodista y sostuvo que “les salió el tiro por la culata” ya que “la semana que viene sale un libro que escribí (Diario de Guerra) referido a lo que yo llamo la 'mediocracia' y el 70 por ciento del material está referido al grupo. Me han ayudado a promocionar el libro”, señaló irónico.

Díaz conoce los entretelones del Grupo porque trabajó en el diario Clarín hasta que decidió renunciar a fines del 2008, tras ser marginado por el medio. “En mi caso particular me da mucha más bronca ya que me fui del diario porque me habían censurado y ahora tampoco nos permiten hacer esto. La larga mano de Clarín también quiere monopolizar Internet”, aseguró y opinó que “es hipócrita y cínico que un medio que pontifica la defensa de la libertad de prensa nos impida expresarnos”.

El periodista contó que a partir de la medida judicial, los integrantes del blog fueron convocados para la semana próxima a una audiencia de mediación y adelantó que “si no se resuelve en 10 o 15 días, saldremos con QuétepasaClarinete. No queremos bajarnos de esta pelea, no queremos que se nos impida manifestarnos”.

Desde la Cámara de Diputados también mostraron su preocupación por el caso. Si bien Silvina Giudici, titular de la comisión de Libertad de Expresión no se expidió, desde la comisión de Comunicación, el diputado Claudio Morgado adelantó a P&M que realizarán un proyecto de declaración en sintonía con un proyecto anterior que él mismo presentó cuando Artaer dio de baja contenidos del grupo Clarín que eran reproducidos por algunos blogs en YouTube.

“En este caso la figura es diferente porque la censura se ejerce sobre el uso de la palabra Clarín, pero sobre un dominio internacional, QuétepasaClarin.com. Cuando trabajaba en la señal Cablín, también estaba en disputa el nombre. En ese momento Clarín había interpuesto una observación sobre el registro de marcas porque eran nombres similares”, contó Morgado.

“El tema es la puja para ver de quién es el poder que da sentido al discurso, quién es el que cuenta la historia y validando lo que se narra. Ese es un tema en el que yo, por lo menos, siento que estoy perdiendo”, concluyó el diputado.

Casi un tercio del personal en la exposición de la Sociedad Rural tenía contratos irregulares



El ministerio de Trabajo, a través del Programa Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT) determinó que más del 27 por ciento de los trabajadores que se desempeñaron en la exposición de la Sociedad Rural de Palermo "tenía irregularidades en su registración", tras realizar operativos de fiscalización en ese predio.
A diferencia de otros años, no sólo se inspeccionó a los empleadores que participaban en ella como expositores, en la promoción de productos industriales o servicios de gastronomía sino que se relevó la situación registral-laboral en los días previos a su inauguración.
Durante los operativos, la cartera laboral controló también a los trabajadores contratados para las distintas tareas dedicadas al armado de los stands y de su infraestructura en general.
"Los resultados de ambos operativos de fiscalización revelaron que más de un 27 por ciento de los trabajadores tenían alguna irregularidad en su registración", explicaron en un comunicado.
Al respecto, la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, evaluó que el Ministerio de Trabajo "viene desarrollando un incesante accionar" dentro de lo que es el Plan Nacional de Regularización del Trabajo, desde el 2003 a la fecha.
"En ese marco se puede observar la eficiencia de la presencia inspectiva, que tiende a la regularización de la registración de los trabajadores, aunque sea en aquéllos casos en que son contratados por períodos cortos utilizando diferentes figuras legales como ’contratos a plazo fijo’ o en su caso ’contratos de personal eventual’", dijo la funcionaria.
Por su parte, el Subsecretario de Fiscalización del Trabajo y de la Seguridad Social, Guillermo Alonso Navone, señaló que "la ley 26.476 permite la contratación de nuevos puestos de trabajo con un subsidio del 50 por ciento de las contribuciones patronales durante los primeros doce meses de contrato".
"La inspección y el apoyo normativo están coadyuvando a disminuir los índices de trabajo no registrado", agregó.

Según un cuadro comparativo realizado con los períodos 2006-2007-2009, el Ministerio de Trabajo informó que en ese orden las empresas relevadas fueron 74, 230 y 202, respectivamente.
Las empresas en infracción fueron en 2006, unas 33 (lo que representa un 44,59 por ciento); en 2007 alcanzaron a 59 (25,65%); y en 2009, en total 41 (20,29%); mientras que la cantidad de trabajadores no registrados llegó a 258 en 2006; 623 en 2007; y 545 en 2009.
"Si se toma en cuenta los trabajadores dedicados al armado previo de los stands y de la exposición en general -donde este año se realizaron operativos por primera vez-, el número de trabajadores no registrados crece fuertemente", dijo Navone.
Finalmente, el funcionario de la cartera laboral manifestó que "la inspección en su faz educativa, su presencia continua y la utilización de los beneficios legales antes mencionados son herramientas eficaces para obtener el objetivo, que la presencia del Ministerio tiende a hacer realidad que los trabajadores presten sus servicios en condiciones dignas".

Fuente: Telam

Hola Compañeros y amigos


Desgraciadamente, nuevamente los convoco a difundir,otro caso de censura del Grupo Clarinete quienes haciendo ejercicio de poder (no de derecho) intima mediante acciones legales contra la libertad de prensa un derecho de todos!! apretando a nuestro compañero, llevando una denuncia y elevando el caso a la justicia . Por favor difundir vienen por todo!. un abrazo Saludos.

EL SILENCIO, NO ES SALUD.

EL COMFER DIFUNDE LAS LISTAS NEGRAS DE LA DICTADURA

La discoteca del terror

De Palito Ortega a Daniel Viglietti, las razones de los jerarcas para definir qué se podía escuchar y qué artistas quedaban excluidos. Diego Schurman.
09:04 | Por Diego Schurman04.08.2009
El Gobierno difundió por primera vez el archivo original con las canciones censuradas durante la última dictadura militar. En ese listado de siete hojas figuran éxitos de autores que van desde León Gieco hasta Luis Alberto Spinetta, pasando por César Isella, Cacho Castaña, Eric Clapton, Queen y Pink Floyd, entre tantos otros. “Nunca nadie se había ocupado del tema de manera institucional. Para nosotros tiene una relevancia cultural, política y social. No tiene otra finalidad que abrir archivos que hasta ahora habían sido vedados”, señaló a Crítica de la Argentina el titular del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto.

Las listas negras –unas hojas tamaño A4 con el membrete de Presidencia de la Nación en el ángulo superior izquierdo– llevan el título: “Cantables cuyas letras se consideran no aptas para ser difundidas por los servicios de radiodifusión”. Cualquier persona puede acceder a las mismas ingresando al sitio web del Comfer (www.comfer.gov.ar ).

Probablemente llamen más la atención los temas de la línea melódica, como por ejemplo “Si te agarro con otro te mato”, de Cacho Castaña. El cantante no podía interpretar a un marido machista, violento y celoso (“Si te agarro con otro te mato, te doy una paliza y después me escapo”) en tiempos en que la dictadura se arrogaba la facultad de decidir sobre la vida y la muerte de las personas.

Pese a que varios de sus temas fueron hit durante el denominado Proceso de Reorganización Nacional, Palito Ortega también fue impedido de difundir el pegadizo “Loco por tu culpa”. Los jerarcas militares lo justificaron por la visión que allí se ofrecía de la juventud y también por las incorrecciones en el uso del idioma, ya que se apela al lunfardo. (“Me estoy volviendo ‘colo’ por tu culpa/ te llamo a tu ‘saca’ y no estás/ te busco por la ‘yeca’ y no te encuentro/ decime, por la ‘cheno’ ¿dónde vas?”)

La exaltación corporal en desmedro de la relación fraternal también impidió la difusión de “Jamás”, una canción melosa de Camilo Sesto que suplicaba “Jamás, jamás, mis manos han sentido/ más piel que tu piel/ porque hasta en sueños te he sido fiel”.

En el listado figuran temas de León Gieco (“Canción de amor para Francisca y su hijita”; “Tema de los mosquitos; “Las dulces promesas” y “La historia esta”) y Charly García (“Viernes 3 AM”), dos paradigmas del rock nacional.

El Comfer de la dictadura veía fantasmas en la poesía como en el rock and roll certero y directo. De eso puede rendir cuentas Luis Alberto Spinetta, a quien le censuraron “Me gusta ese tajo” de los tiempos de Pescado Rabioso. (“Me gusta ese tajo/ que ayer conocí/ Me gusta ese tajo/que ayer conocí/ Ella me calienta/la quiero invitar a dormir”.)

Armando Tejada Gómez y César Isella también fueron perseguidos, aunque por sus prosas revolucionarias. Las radios no podían pasar el combativo “Triunfo agrario” (“¡Hay que dar vuelta el viento como la taba, el que no cambia todo, no cambia nada!”).

Numerosos autores internacionales tampoco escaparon a las tijeras de la dictadura. El virtuoso Eric Clapton y su interpretación del hit “Cocaine” (Ella no miente, ella no miente, ella no miente. Cocaína) o Pink Floyd, aunque el texto lo mencione como Pik Floyd, por “The Wall, son apenas dos ejemplos.

El único tema cuya letra aparece detallada, como si para los militares fuera más grave que el resto, es el bailable “Wake up”, de Jankel ¿Qué dice de peligroso el estribillo? “Levántate, y haz el amor conmigo”.

DE ROCK, AMORES Y DENUNCIAS. Dentro de las listas negras de la dictadura que difundió el Comité Federal de Radiodifusión aparecen los siguientes temas:

• “Cara de tramposo, ojos de atorrante” (Cacho Castaña)
• “Amor libre” (Camilo Sesto)
• “Chamarrita del milico” (Alfredo Zitarrosa)
• “Tonadas de Manuel Rodríguez” (Vicente Bianchi y Pablo Neruda)
• “Mi Luna” (Manolo Galván)
• “Gilito de Barrio Norte” (María Elena Walsh)
• “Compañera mía” (Alberto Cortez)
• “Ayer nomás” (Moris y Pipo)
• “Mía” (Nicola Di Bari)
• “Sangre de minero” (Horacio Guarany)
• “El triunfo del alambre” (Carlos Di Fulvio)
• “Camarada” (Charles Aznavour)
• “El montón” (Cátulo Castillo)
• “Cruz de luz” (Daniel Viglietti)
• “Bésame amor” (John Lennon y Yoko Ono)
• “Echa a tu madre” (Queen)
• “¿Crees que soy sexy?” (Rod Stewart)
• “Pequeño Superman” (José Luis Perales)
• “La canción de los tontos” (Katunga)
• “Alcen la bandera” (Ariel Ramírez)

También figuran temas “no aptos en horario de protección al menor”, como “Que no me llame tu mujer” (Tormenta), “Su primer desengaño” (Sandro) y “Amor a plena luz” (Camilo Sesto) .

Macri, el mobiliario urbano y el caso Terranova



Por Víctor Santa María

Mauricio Macri entregó a los hermanos Terranova un negocio de más de 120 millones pese a que estaban procesados por la Justicia, que finalmente lo obligó a dejar sin efecto el contrato. Una vez más el jefe de Gobierno olvidó leer los detalles de una importantísima concesión.


Llueve en Buenos Aires. Son las 18 y 30 de un día viernes cualquiera. Miles de personas se agolpan, debajo de los refugios de ómnibus y colectivos esperando volver a sus hogares. Los refugios son parte de lo que se denomina Mobiliario Urbano de la Ciudad, que se completa con las pantallas verdes de la municipalidad, las transluminosas y otros soportes en la vía pública.

Difícilmente, la gran mayoría de quienes, bajo cualquier rigor climático, viven esta experiencia diariamente, alguna vez se hayan puesto a pensar mientras esperaban la llegada de su transporte, que sitios como esos constituyen una de las presas más apetecibles, económicamente hablando, para un reducido pero poderoso grupo de empresarios.


Sus empresas están todas vinculadas a la actividad publicitaria, y han venido controlando el negocio por años, aportando al fisco porteño una insignificante 20 misuma, en contraposición a las fabulosas ganancias obtenidas.

Cabe recordar que tanto Fernando De la Rúa, como sus sucesores al frente de la Jefatura de Gobierno fueron prorrogando las viejas concesiones existentes hasta el presente y prolongando una situación altamente irregular cuya explicación, no así su justificación porque no la tiene, hay que buscarla en el explosivo cóctel de intereses económicos y políticos en juego.

Tener la concesión de la vía pública en la ciudad de Buenos Aires es sinónimo de poder político. En todas las campañas electorales los refugios, los carapantallas, los chupetes luminosos, son codiciados como el oro por las fuerzas en pugna. El negocio del Mobiliario Urbano se calcula oscila entre los 80 y los 120 millones de pesos anuales, si no más.

Como en tantos otros temas que hacen a la vida de la ciudad, Macri prometió solucionar el problema que esta vez sí, aseguró, llegaría a buen puerto y le permitiría a la ciudad percibir ingresos acordes al volumen de dinero que generaba la actividad.

Para ello el gobierno porteño llamó a licitación, convocando a una serie de empresas, resultando ganadora una que, ¡oh! casualidad, mantenía amistosos vínculos con Nicolás Caputo, un íntimo del mismísimo Mauricio Macri.

Sin embargo, la licitación del “mobiliario urbano” porteño, fue suspendida recientemente por la Justicia por irregularidades en la adjudicación, a partir de un causa iniciada por una tradicional empresa del medio que no fue convocada.

“Detalles”

El fallo del juez Facundo Cubas se apoyó en que los hermanos Terranova, ganadores de la compulsa y titulares de Publicidad Sarmiento, fueron procesados por ser coautores prima facie del delito de uso de documento falsificado. Habrían presentado documentación apócrifa sobre prestaciones en Mendoza y San Miguel de Tucumán, para acceder en 2007 al contrato con el gobierno porteño.

En su fallo, el juez le ordenó al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mauricio Macri, y a los responsables de la empresa ganadora, que se abstuvieran de ejecutar el contrato.

Pese a ello, “el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires suscribió el decreto 142/09 por el cual se aprobó la licitación pública denominada vulgarmente de mobiliario urbano y adjudicar por diez años las tres unidades funcionales territoriales en las cuales se dividió a estos fines la metrópoli.

De acuerdo a las investigaciones que obraban en la causa, desde antes del otorgamiento de la concesión a la firma de los Terranova, el Gobierno de la Ciudad estaban al tanto de la acusación que pesaba sobre ellos de falsificar documentación con el objetivo de ganar el multimillonario contrato.

Finalmente, el gobierno de la Ciudad decidió acatar el fallo del juez Luis Rodríguez -a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 49 por licencia de su titular, Facundo Cubas- que hizo lugar a un recurso presentado por una de las empresas participantes.

Sobre esa misma base, el juez Rodríguez dictó los procesamientos y suspendió la adjudicación del contrato, y, avanzó también contra los funcionarios públicos que avalaron la adjudicación del contrato.

El pedido de indagatoria, plantea que las conductas de los funcionarios públicos, entre ellos Macri, podría constituir “fraude a la administración pública, violación de los deberes del funcionario público y negociación incompatible con la función pública”.

Experiencias como la mencionada, nos hablan de la inescrupulosidad de empresarios dispuestos a todo, incluso a burlar a la justicia, para ganar un negocio prometedor de suculentas ganancias.

Pero, al mismo tiempo, siguen poniendo al descubierto el otro yo, el verdadero, del Ingeniero Mauricio Macri, a quien parece no importarle los “detalles”. O es que en este caso tampoco tuvo tiempo de leer los antecedentes de una empresa y sus directivos a los que les entregaba una importantísima concesión.