REPRESALIA DEL OLIGOPOLIO CONTRA LA LEY DE MEDIOS: ECHAN 40 TRABAJADORES Y VAN POR MUCHOS MAS. Escrito por Martín García



La Agrupación Walsh que lidera la CGT mendocina con Roberto Picco, plantea crear un “fondo de aguante” para los trabajadores de los medios como con la AFJP.

Coletazo de la Dictadura Militar devenida en Corporacion mediática por la sanción de la Ley de Libertad de Medios
REPRESALIA DEL OLIGOPOLIO CONTRA LA LEY DE MEDIOS: ECHAN 40 TRABAJADORES Y VAN POR MUCHOS MAS.

Como represalia por la sanción de la Ley de Libertad de medios los gerentes y propietarios del oligopolio se reunieron en un country de Mendoza, el martes pasado y decidieron echar a los trabajadores como contraparte del achicamiento de sus empresas monopólicas.

-Anda a pedirle trabajo a tu sindicato y a Cristina le dijeron en el departamento de personal del Grupo Vila-Manzano-De Narvaez a varios de los 40 trabajadores despedidos en el día de la fecha.

La Agrupación Walsh que lidera el sindicato de Prensa de Mendoza y la CGT local había planteado a la Nación la posibilidad de crear un “fondo de aguante” para los trabajadores de los medios que -se veía- iban a ser echados o perseguidos por la patronal de las corporaciones mediáticas como represalia por la sanción de la Ley de Servicios de Comunicaciy ya estaban haciendo gestiones ante el ministro Héctor Tomada y en dialogo con el diputado laboralista Héctor Recalde.

Este “Fondo” laboral estaría copiado de lo resuelto con los trabajadores de las AFJP cuyos fondos fueron “rescatados” por el Estado nacional para beneficio de los trabajadores en actividad y los jubilados.

También, esta medida de las corporaciones mediáticas, debe verse como parte de la “negociación” de la pauta oficial y la histeria reinante en estos grupos acostumbrados al “apriete” gerencial y a la impunidad.

Un estilo gerencial que no les sirvió para nada para lograr que la Ley no fuera sancionada por el peronismo en el gobierno y sus aliados.

Es como los soldados del ejercito del Proceso que cuando fueron a Malvinas se dieron cuenta que no sabían pelear, solo asesinar, apretar, matar niños y violar compañeras. Cuando se encontraron con el ejercito ingles o los gurkas, se rindieron aceleradamente (a excepción de soldaditos y cuadros populares que combatieron con heroísmo ya que el pueblo no es cagón)

Es sabido que las corporaciones mediáticas querían que la pauta oficial del Estado nacional se repartiera entre los primeros “tres” grupos de los cuatro del oligopolio e intentaban que quedaran afuera todos los demás medios de comunicación actualmente legalizados y los 6.000 que se legalizaran en esta nueva etapa de democratización de la comunicación.

A pesar de que la pauta oficial ocupa un porcentaje muy bajo de los ingresos de los grandes medios, están usando esto de excusa para golpear al gobierno en la persona de los trabajadores de los medios, para dar una idea de la inviabilidad de la Ley y que la actual política de Cristina Fernández repercutiría negativamente en los puestos de trabajo.

Ya esta estudiado que la nueva ley sancionad generara miles de puestos de trabajo nuevos y que los trabajadores profesionalizados serán muy disputados por los nuevos canales de TV y radios de la Democracia.

Mientras mienten con Elisa Carrió, Macri y otros dirigentes de la derecha diciendo por sus pantallas y diarios que están estudiando una nueva ley que modifique la nueva Ley, quieren mantener en vilo a la sociedad acerca del futuro de la norma sancionada con holgura de votos por la Camara de diputados y Senadores de al Nación.

Este es otro coletazo de la Dictadura militar del proceso devenida en Dictadura Mediática de las corporaciones que han suido vencidas por toda la raya por el gobierno peronista de CFK el viernes 10 de Octubre pasado.

Cuando el pueblo protagoniza un 17 de octubre, las fuerzas de la reacción se preparan para un 24 de marzo.

Así son las cosas.

La lucha continúa…

MG/

N&P: El correo-e del autor es Martin Garcia garciacmartin@gmail.com