Vila y Manzano echan gente: Corte de calle contra despidos en el diario Uno de Santa F



Trabajadores de prensa de la ciudad de Santa Fe, convocados por la agrupación Focos y respaldados por el Sindicato de Prensa Rosario, cortaron más de una hora la calle San Jerónimo al 2700, frente a la sede del diario Uno, para reclamar la urgente reincorporación de dos empleados de esa empresa, capitaneada por Daniel Vila y José Luis Manzano. Según informó a este diario digital Pablo Jiménez, de Focos, las cesantías forman parte de “una persecución sindical e ideológica”. Ahora, esperan una respuesta del Ministerio de Trabajo provincial, al que pidieron que intervenga.

Este miércoles a la tarde, un rato antes que se desate una fuerte tormenta sobre la capital provincial, un nutrido grupo de trabajadores de prensa instaló en la calle el conflicto generado por los despidos del periodista Nicolás Lovaisa y el armador Rodrigo Espinosa.

“Pedimos la reincorporación inmediata de los dos compañeros y que la provincia se haga cargo, llame a una instancia de conciliación y ponga a las partes a discutir”, indicó Guillermo Acrich, delegado del diario Uno, también en diálogo con redaccionrosario.com.

Jiménez, Acrich y el secretario general del Sindicato de Prensa Rosario fueron los oradores en la protesta de este miércoles. Y coincidieron en reclamar las reincorporaciones y en fustigar el grupo capitaneado por Vila y Manzano, que al mismo tiempo que despide a trabajadores en Santa Fe sostiene en sus medios una fuerte campaña contra la sanción de una nueva ley de Comunicación Audiovisual.

Pero los despidos en el diario santafesino no pasan por la cuestión de la ley de medios. Según explicaron Jiménez y Acrich obedecen a una persecución ligada con la organización sindical que allí comenzó pese a los intentos por frenarla.

“Estuvimos tres años intentando elegir delegados pero sólo pudimos lograrlo este año”, relató Acrich. Y no fue fácil. “Cuando el proceso de elección de delegados ya estaba en marcha, en la semana previa, hubo aprietes y llegaron a descalificarnos personalmente, haciendo circular que uno de los candidatos era quilombero, que otro quería que el diario cierre, que otra estaba loca y que otro era abusador sexual”, continuó.

Igual la elección se realizó en julio pasado y quedaron como delegados titulares Acrich y Manuel Rodríguez y como suplentes Silvia Kovacevic y Julio Cantero.

Ya en los últimos días, el clima se enrareció aún más con las cesantías de Lovaisa, que había sido fiscal en aquella elección de delegados, y Espinosa, uno de los más activos de su sección a la hora de reclamar mejores sueldos y condiciones laborales. De allí que los despidos se atribuyan a una persecución gremial y se tema que no sean los únicos.

“En el diario Uno no se cumple estatuto del periodista, no se respetan convenios ni escala salarial y ahora encima tenemos estos despidos y el rumor de que va haber más. Estamos en alerta y movilización con todos los compañeros y vamos a volver a la calle si la situación no se revierte”, remarcó Jiménez desde Focos.

En la misma línea, Acrich destacó que en el diario Uno no están dispuestos a aceptar que “a los compañeros les hayan inventado causales acusándolos de irregularidades incomprobables, sin apercibimientos ni sanciones previas y sin derecho a la defensa”, por lo que la pelea continuará.