Acusarán al multimedio por operaciones de lavado de dinero que alcanzarían los $ 600.000.00




La Sindicatura General de la Nación (Sigen) denunciará hoy ante la Justicia al grupo Vila-Manzano, un poderoso inversor en medios de comunicación, por supuestas operaciones de lavado de dinero y de evasión fiscal.
Este holding multimedio habría realizado negocios, de 1994 a 1999, por montos que ascenderían a los 600 millones de pesos, según estimaron fuentes de la Sindicatura.
El organismo, presidido por Rafael Bielsa, logró confeccionar un mapa, al que tuvo acceso La Nación , de las inversiones básicamente en canales de cable, pero también en radios FM, que ubicaron a este grupo como uno de los más influyentes en el interior del país.
Al rastrear los pasos de cada una de las sociedades, los contadores de la Sigen se toparon con una maraña de operaciones empresariales que, a su juicio, podrían servir de pantalla para disimular el ingreso de dinero proveniente de hechos ilícitos.
En ese sentido, la presentación judicial que hoy recaerá en el juzgado federal de Claudio Bonadío da cuenta de empresas que se compraban a sí mismas, presuntos autopréstamos, compraventa de sociedades que desafiaban las leyes clásicas de la contabilidad e intervenciones de bancos off shore con domicilio en las islas Caimán.
Es la primera vez que un organismo público denuncia penalmente a la sociedad que integran Daniel Eduardo Vila y el ex funcionario menemista José Luis Manzano por supuestas maniobras de blanqueo de divisas. Por otra parte, en la justicia mendocina se tramita otra presentación, impulsada por un ex socio de Manzano, Bernardo Ruti, que lo acusó de haber obtenido "dinero ilícito durante su paso por la función pública".
Papeles secretos
La Sigen detectó las presuntas irregularidades al analizar 51 expedientes que se encontraban en poder del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer). Estos papeles permanecieron ocultos durante el menemismo.
Sucede que las empresas de comunicación deben solicitar autorización ante el Comfer para realizar cualquier operación vinculada con compra, venta o fusión de sociedades.
Esto explica por qué la documentación celosamente guardada en ese organismo fue la herramienta que permitió a la Sigen conectar a la empresa Supercanal SA, cuyo directorio integran Vila y Manzano, con más de 37 sociedades.
En la Sindicatura están convencidos de que con esa información la Justicia podrá hallar la ruta del dinero presuntamente "negro" que sirvió para edificar este emporio mediático, por cierto ahora venido a menos, ya que se encuentra en proceso de concurso preventivo.
"Hubo fusiones y absorciones de empresas para que se pierda el rastro de los verdaderos dueños", aseguraron fuentes de la Sigen.
La Nación intentó, sin éxito, comunicarse con Manzano en sus oficinas porteñas. Amigos del ex ministro del Interior menemista aseguraron que se encontraba de viaje en el exterior. Manzano oficiaría ahora de operador político del ministro de Economía, Domingo Cavallo.
Irregularidades
La investigación de la Sigen se inició cuando el Comfer puso en marcha una auditoría interna para sanear sus alicaídas arcas y descubrió estos documentos desconocidos.
El auditor interno del Comfer, Gustavo Garnería, requirió entonces ayuda de los especialistas de la Sigen, que buscaron en los archivos durante meses y cruzaron datos.
Primero encontraron anomalías en la acción del Comfer, que nunca se preocupó por averiguar el origen de los fondos de estas inversiones, como le exige la ley. Después, los técnicos de la Sigen -Ricardo Pérez Vélez, Hugo Carcavallo, Rafael Lombardi y Sergio San Román- puntualizaron sospechas en las transferencias realizadas por los dueños de Supercanal. Algunos ejemplos:
Compras de empresas y de aperturas de subsidiarias (Mas Tec off shore INC, Latlink Argentina Inc, Latlink Corp) que, al final, pertenecían a una sola sociedad: Mas Tec Inc. Aparece como su titular el fallecido empresario anticastrista Jorge Mas Canosa. Ruti asegura que Mas Canosa es, en realidad, testaferro de Manzano. En 1997, Mas Tec Inc. adquirió una parte de las acciones de Supercanal SA por un valor de 13,6 millones de pesos. Antes, había comprado un adicional por $ 2.000.000.
Operaciones crediticias de Supercanal SA y Supercanal Holding S.A con el ING Bank, sucursal Gran Caimán, por 90 millones de pesos, en las que se pusieron como garantías las propias acciones de la empresa. Esta operación es considerada altamente riesgosa.
Daniel Vila adquirió la firma CTC Mercedes SRL por 5.507.160 pesos y, ocho meses después, en octubre de 1997, la vendieron a la empresa Mirror Holding SRL en sólo 15.000 pesos. Vila tenía el paquete mayoritario de esta sociedad.
El informe de la Sigen menciona una serie de hechos que la obligan a pedir una investigación judicial: "Instituciones off shore , sucesiva mutación de sociedades, otorgamiento de préstamos y aumento patrimonial".
Por María Fernanda Villosio
De la Redacción de La Nación
DATOS

Bajo la lupa: el análisis de la Sigen abarcó las tramitaciones en las que fue parte la empresa Supercanal SA.
Muestreo: de los estados contables de Supercanal surge que las empresas integrantes del grupo son, entre otras, Horizonte SRL, Red Celeste y Blanca SA, TV Cable La Rioja S.A, TV Cable Catamarca SA.
Aumento: la Sigen detectó un aumento del patrimonio de Daniel Vila. En 1997, dijo tener 993.000 pesos y en 1999 ascendió a 150 millones de pesos.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=314028