PIDIÓ PISTA A DE NARVÁEZ Y SOLÁ

07.04.2009

En el comienzo de la Semana Santa, la familia Macri firmó la paz. Mauricio reivindicó ayer el papel desempeñado por su primo Jorge en el PRO bonaerense y anunció que “seguramente” va ser candidato en las próximas elecciones. El anuncio resultó sorpresivo. Hace apenas dos meses, Jorge Macri anunciaba su salida del PRO por razones de cansancio y salud y escondía algunos otros motivos. Al mismo tiempo, sus seguidores organizaban marchas ante la Jefatura de Gobierno porteño para exigir una normalización partidaria.

Al ser consultado –en una entrevista televisiva– respecto de la relación con su primo, Mauricio aseguró que no están peleados y agregó que “seguramente será candidato” en la provincia de Buenos Aires.

Las idas y vueltas entre los primos se producen en le marco de la interna del PROperonismo. Hace dos semanas, Francisco de Narváez y Felipe Solá anunciaron que encabezarán, en primer y segundo lugar, la lista a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Antes, en privado, le dijeron a Macri que el PRO no tendría mucho espacio en la lista. Al jefe de Gobierno esto no le gustó y comenzó a pensar una jugada.

Presionado por el peronismo disidente que le reprocha la falta de representación en la provincia de Buenos Aires, Mauricio decidió dejar atrás las diferencias con su primo, públicamente distanciado de De Narváez. Hace menos de dos semanas, Jorge y Mauricio se reencontraron y según supo este diario hablaron de la posibilidad de que Jorge Macri sea candidato en la provincia.

“Jorge quiere discutir qué candidatura le toca. Es más probable que se postule para renovar su banca en la provincia que para diputado nacional, porque los dos primeros de esa lista ya están puestos y el tercero tiene que ser una mujer”, confesaron a Crítica de la Argentina fuentes cercanas al Macri bonaerense.