Historia de ausencias

No estuvo en 40 de 43 sesiones del cuerpo que preside. Tampoco pidió licencia. El macrista Diego Santilli es quien ejerce de hecho su función.


Por Gustavo Veiga
Entre los hechos y el discurso suele mediar un abismo. Gabriela Michetti, la vicejefa de Gobierno porteño, ha estado ausente en 40 de las 43 sesiones de la Legislatura que se realizaron entre el 13 de diciembre de 2007 y el 6 de noviembre pasado, cuando se desarrolló la última. Página/12 averiguó que no presentó un pedido de licencia ante el cuerpo y que sus reiteradas faltas fueron cuestionadas por los diputados de la oposición en el recinto. En declaraciones recientes, la segunda autoridad de la ciudad de Buenos Aires declaró que se había privado de ciertos placeres domésticos desde que inició su tarea en el edificio del ex Concejo Deliberante. “Me hubiese gustado no dejar de cocinar. Hasta que empecé en la Legislatura, el 90 por ciento de las cenas las hacía yo. También perdí juntarme con amigas a tomar un café y charlar un rato”, le dijo la semana pasada a la revista Viva.
En el reglamento de la Legislatura dice que la función del presidente o presidenta “es ejercida por el Vicejefe o la Vicejefa de Gobierno, quien la representa, conduce los debates, tiene iniciativa legislativa y vota en caso de empate”. La Constitución de la ciudad, en su artículo 71, expresa otro tanto. Michetti sólo cumplió con sus tareas legislativas el 13 de diciembre, el 1° de marzo y el 10 de abril. Durante un breve lapso de la primera sesión ordinaria y a cuatro días de haber accedido al gobierno junto a Mauricio Macri, se presentó así ante 48 de los 60 diputados presentes: “Como presidenta de este cuerpo legislativo es para mí un honor y una gran alegría darles la bienvenida a todos los diputados en el día de hoy”. A continuación afirmó: “Tengo un deseo muy profundo, y es que realmente podamos trabajar en buenas relaciones, teniendo como guía de nuestras acciones algo que, creo, todos tenemos en el corazón: la intención de trabajar por nuestros vecinos, representarlos lo mejor posible y encontrar los proyectos, las acciones y las actividades que eleven la calidad de vida de todos nosotros, para hacer una ciudad más amigable, feliz y contenedora. En verdad, aspiro a que nuestras acciones lleven a igualar las oportunidades para todos”.

continua clickeando el titulo