Cabandié: "A Michetti la quieren mostrar como la cara amable del macrismo"


El legislador porteño por Frente para la Victoria aseguró que "es muy difícil porque los antecedentes de Mauricio Macri y de su gestión indican que no es nada sencillo lavarle la cara". La cuestionó por "haber faltado al 97 por ciento de las sesiones que debió presidir en la Legislatura".

El legislador porteño Juan Cabandié (Frente Para la Victoria) dijo que a la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, Gabriela Michetti, "la quieren mostrar como la cara amable del macrismo" y la cuestionó por "haber faltado al 97 por ciento de las sesiones que debió presidir en la Legislatura".

En una entrevista al diario El Argentino, Cabandié dijo que a Michetti "se la mostró como la cara amable del macrismo", pero dijo que ello "es muy difícil porque los antecedentes de Mauricio Macri y de su gestión indican que no es nada sencillo lavarle la cara".

Según el legislador, Michetti "desconoce el funcionamiento del Estado porteño" y remarcó que la gestión ejecutiva de Macri al frente de la Ciudad "es muy mala".

Para Cabandié "la educación y la salud están pasando por un momento de crisis" y sobre el primer punto indicó que "el año pasado no se cumplieron los 180 días de clase y este año ya tuvimos cinco días de paro, por no sentarse a dialogar con los gremios docentes y por lo jerarquizar la educación como un tema prioritario".

Sobre la salud dijo que "con la modificación del sistema de compras de insumos vaciaron los hospitales de los elementos básicos para funcionar día a día".

Además remarcó que "durante la gestión de Macri no se comenzaron a construir viviendas, en una ciudad que tiene un déficit habitacional de casi un tercio de la población".

Según Cabandié, "Macri tiende a disminuir el rol del estado con la baja de presupuestos vitales", y criticó que "en lugar de fortalecer los salarios de los trabajadores favorece a los amigos con sobresueldos que llegaron a los 18.000 pesos".

El legislador porteño refirió que "desde 2003 hemos sido un ejemplo de apertura para plantear un proyecto que sea de los argentinos y no sólo de los partidos políticos", y en ese marco indicó que "la idea es incorporar a la mayor cantidad de sectores que estén sustanciados con una política progresista".

No obstante criticó al ex jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, al considerar que "no es conveniente que tengamos otro Aníbal Ibarra a partir de 2011" al recordar que "no avanzó con las cuestiones más sensibles del distrito, que tienen que ver con los sectores populares, los postergados, las 21 villas porteñas y la obra pública".

"Necesitamos una nueva generación de actores políticos que terminen con el progresismo Light y piensen en la gestión, en confrontar con las estructuras que impiden la democratización real de la ciudad y con las asimetrías", concluyó Cabandié.