"TODO EL PAÍS PIENSA IGUAL QUE YO", DIJO


"El que mata tiene que morir"
Susana dio un rara aclaración sobre su pedido de pena de muerte. Dijo que "estaba muy caliente y dolida", pero repitió que se necesita mano dura.
09:37 | 01.03.2009
Susana Giménez hizo acalorar con sus declaraciones al gobernador José Luis Gioja, en la Fiesta Nacional del Sol, en San Juan (DyN).

Figura central de la Fiesta Nacional del Sol sanjuanina, un día después de su fuerte reacción por el asesinato de su decorador, Susana Giménez buscó morigerar sus declaraciones, aunque aseguró que "todo el país piensa" como ella.

"Yo soy católica, no quiero la pena de muerte, pero tampoco quiero que un sádico tenga un mes de cana porque tiene 18, 15 ó 16 años. Eso no es normal. Para mí, el que mata tiene que morir, pero eso no es la pena de muerte", aclaró y justificó sus dichos en que "estaba muy caliente y dolida".

La diva relató que la llamó todo el mundo, "para agradecer.. no del gobierno ¡obviamente que no! porque el que está desprotegido es el pueblo. Yo lo que dije es lo que piensa el país, pasa que la gente no tiene el poder para ser escuchado, y yo creo que hay que luchar porque el pueblo sea escuchado".

Susana dijo que ella no tienen miedo porque tiene un auto blindado "hasta las gomas" y a su lado el gobernador José Luis Gioja sonrió, feliz por tener a la animadora más popular en su provincia, pero acalorado por las declaraciones en contra del actual gobierno. "¡Ustedes no saben lo que es Buenos Aires!", insistió en contarle ella a los sanjuaninos.

En su visión, Giménez dijo que "todo el mundo sabe dónde se vende la droga que enloquece a los chicos de las villas. La policía y las autoridades. Que siga existiendo eso es un crimen, un crimen de lesa humanidad. Ahí tendrían que ir los de los derechos humanos a meterse, porque están matando a toda una generación", afirmó.

Luego, se remontó a su reciente viaje a Dubai, donde las cárceles están vacías. ¿Por qué? "Porque los matan y no hay un solo robo", graficó y volvió a pedir "una mano más dura".

También se mostró a favor de la política de Rudolph Giuliani, ex alcalde de Nueva York. "Giuliani lo hizo en Nueva York, no se podía salir después de las 10 de la noche. Hasta que vino un tipo con mucha mano", explicó.

Con quien dijo no estar nada de acuerdo es con Hugo Chávez. Ante la presencia de una periodista venezolana y su invitación a visitar ese país, Susana frunció el seño: "Yo amo Venezuela, pero no estoy de acuerdo con la política de Chávez. No tiene nada que ver el pueblo con esto, tengo muchos amigos venezolanos, muchos se tuvieron que ir", opinó y volvió: "Lo vi almorzando con la Chiqui (Mirtha Legrand) y me pareció muy simpático, pero no estoy de acuerdo".

TRATANTE DE HOMBRES. La conferencia de prensa saltó de un tema al otro y también recayó en las versiones que señalaban su interés en la compra de jugadores uruguayos de fútbol. "Lo único que me falta a mí es comprar jugadores, no es lo mío, no me importa, sería una tratante de hombres", dijo, divertida.

Reconoció, sí, que el interesado es su novio, Jorge Rama, y su socio. "Pero no yo, yo me compraría una cantera", reveló.