NORBERTO GALASSO: -LA OPOSICIÓN ES MENTIROSA, HIPÓCRITA, ANTINACIONAL.

En su versión radial (Basta de Zonceras, martes de 10 a 13 hs., FM LaBoca, 90.1), la Agencia Paco Urondo entrevistó al historiador y pensadornacional Norberto Galasso para reflexionar sobre el ataque de Israel enGaza, y la situación argentina.

Agencia Paco Urondo

Basta de Zonceras: ¿Cuál es tu opinión sobre el ataque de Israel en Gaza?

Norberto Galasso: Hay una repulsa general en todo el mundo por lo desorbitado de la reacción que ha generado más de 300 muertos y 600 heridos. Esto confirma una vez más una vieja línea que ha tomado Israel pero que ahora parece excesiva. Es curioso que tanto Israel como los Estados Unidos, mientras en la periferia, nosotros reivindicamos los derechos humanos, allí se ha justificado la tortura, se la ha legalizado. Hay imágenes que conmueven. Es todo lamentable, indigna la pasividad de los organismos internacionales, que en general no son internacionales sino que responden a las grandes potencias.

BZ: Justamente, esta barbarie se da mientras que en la periferia se dan procesos que abrigan muchas esperanzas.

NG: Uno habla en general, pero está bien lo que señalás. Si nosotros miramos la UNASUR, vemos que el sueño de Bolívar y San Martín empieza a cumplirse. Cristina Fernández se refirió a la estafa del sistema financiero internacional. Ese mundo imperial está en crisis, está debilitado. Algunos sectores mostraron esperanzas en Barak Obama, quien ahora dice que el cierre de Guantánamo se va a hacer, pero no ahora.

BZ: ¿Se conoce la opinión de Obama sobre el ataque de Israel?

NG: No la he oído. Lógicamente, esto no se trata de hombres, sino de poderes económicos, políticos. Algunos se expresan de manera más bárbara, como Bush, y otros de formas más elegantes como Kennedy, que era demócrata y que sin embargo participó de la invasión a Cuba en los 60. Por eso, no debemos hacernos ilusiones en personajes individuales. Sí hay que hacer ilusiones por un sistema capitalista que está en crisis. A pesar de esa crisis de los países centrales, en Argentina se da un proceso económico y político que es interesante. Se critica al Gobierno por lo que se hace, no por lo que falta.

BZ: Te hago una consulta que se vincula con esto que venimos charlando. ¿En algún otro momento histórico, el sistema mediático mostró un nivel de concentración como el actual?

NG: Nunca. Aunque debemos marcar diferencias. En otro momento, allá por el siglo XIX, principios del XX, dos grandes diarios influían en la opinión pública, como La Nación y La Prensa. Ahora el Grupo Clarín es un verdadero pulpo que compra radio Mitre, Canal 13, Papel Prensa, TN, agencia DYN, La Voz del Interior. En La Voz del Interior se dan el lujo de echar a Enrique Lacolla, con 30 años de experiencia, uno de los principales intelectuales de Córdoba. Es un poder tremendo que miente a sabiendas. Hay un periodista de economía que decía que las medidas de Cristina son insuficientes, conservadoras. Por suerte, tenemos memoria. Este buen señor, en un libro de 1978 decía que por suerte las Fuerzas Armadas estaban poniendo orden en Argentina.

BZ: Digamos el nombre…

NG: Daniel Muchnik. Se trata de personajes que posan de progresistas, son como la izquierda de Clarín. Pero están en Clarín. El Grupo incorpora periodistas supuestamente independientes y los vuelve vasallos. La Nación sabemos lo que es. Tiene muchos años de historia y no tiene arreglo. Es la vieja oligarquía. Clarín, que supo ser desarrollista, no ve nada bueno en el Gobierno que tiene cosas desarrollistas. En la oposición no hay nada. Carrió ve delincuentes en todos lados; Macri pide gestores, entiende que deben ser los empresarios los que deben administrar porque tienen experiencia en la gestión.

BZ: Sobre esto último: ¿es nuevo en la historia argentina la existencia de dirigentes políticos que descreen de la política y enfatizan en la gestión, en una administración liberada de lo ideológico?

NG: Es bastante novedoso. La vieja oligarquía se llamaba liberal. El viejo Pinedo era un gran defensor del libre cambio, de la sumisión a Inglaterra. Ahora cierta dirigencia tiene características muy especiales. Se oponen a todo. Supuestamente eran críticos del poder financiero y cuando el Gobierno estatiza las AFJP no lo apoyan. Es el drama de una dirigencia política opositora que es mentirosa, hipócrita, antinacional, y ni hablar de las fuerzas políticas supuestamente de izquierda.