La Justicia verificará mediante ADN si los hijos de la dueña de Clarín son hijos de desaparecidos


Sigue adelante la investigación judicial que pretende dilucidar si los niños que adoptó la directora propietaria del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, en 1976, son hijos de desaparecidos. El juez federal de San Isidro Conrado Bergesio le tomó ayer declaración a Guadalupe Noble, hija de Roberto Noble, el fundador del matutino y ahora citó a indagatoria a varios periodistas y hasta ex represores. A su vez, dispuso que el Cuerpo Médico Forense efectúe los estudios genéticos para comparar el ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera con posibles familias biológicas.
Al comenzar la audiencia, Eduardo Padilla Fox y Carlos Espinosa, los abogados defensores de Ernestina Herrera de Noble, se opusieron a la presencia de los patrocinantes de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, pero el juez Bergesio rechazó el planteo y permitió su presencia. Los representantes de la directora de Clarín ya habían impugnado a la entidad a fines del año pasado, pero tanto el magistrado como la Cámara Federal de San Martín rechazaron el planteo.
En la audiencia, Guadalupe Noble dijo no tener datos concretos sobre el origen de los jóvenes, aunque aseguró que "si hubiera sabido de la adopción y que tenían el apellido Noble hubiera hecho alguna presentación judicial, porque no fui consultada y ellos fueron adoptados diez años después de que murió mi padre".
Bergesio ordenó, además, la realización de un peritaje genético en el Cuerpo Médico Forense para comparar el ADN de los jóvenes con dos de las posibles familias de quienes fueron adoptados, como Marcela y Felipe Noble Herrera.
La medida de prueba fue impugnada porque viola la ley del Banco Nacional de Datos Genéticos, que estipula que es allí donde deben realizarse este tipo de peritajes, pero la Cámara de Casación avaló que la medida sea realizada Cuerpo Médico Forense. Según informó Perfil, lo curioso es que dicho centro, que depende de la Corte Suprema de Justicia, no cuenta ni con los laboratorios ni con el personal capacitado para tales tareas, que habitualmente deriva a una serie de laboratorios privados. Y conjuntamente se encuentra intervenido por la propia Corte por graves irregularidades.
La querella de Abuelas solicitó que se realice un entrecruzamiento de los dos jóvenes con 22 grupos familiares registrados en el BNDG que buscan a niños desaparecidos durante la última dictadura y que podrían ser los chicos adoptados por Noble, argumentando, que es la única manera de poder averiguar con certeza su origen biológico. Esa petición aun no fue respondida por Bergesio.
Abuelas reiteró que a lo largo de la investigación se recogieron numerosos elementos que revelan diferentes irregularidades en el procedimiento de adopción de Marcela y Felipe Noble Herrera. También recordaron las Abuelas que incluso la propia Ernestina Herrera de Noble reconoció públicamente, a través de una carta abierta publicada en su diario, la posibilidad de que los jóvenes sean hijos de desaparecidos.
La carta fue publicada el 12 de enero de 2003 en el diario Clarín, poco después de que la Cámara de San Martín revocara la detención de Herrera de Noble, ordenada por el entonces juez federal Roberto Marquevich.
Bergesio citó además para las próximas semanas a una veintena de testigos esperando que puedan aportar datos respecto del verdadero origen de los chicos, entre los que se encuentran el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, los periodistas Jorge Lanata, Pablo Llonto, Oscar Raúl Cardoso y Marcos Cytrimblum, y los detenidos ex represores Raúl Guglielminetti y Adolfo Scilingo, entre otros.