¡PERPETUAS Y CARCEL COMUN!


Es por el secuestro, tortura y asesinato de cuatro militantes en 1977. En su último descargo aseguró: "Somos el primer país que juzga a sus soldados victoriosos". El gobernador Juan Schiaretti presenció el veredicto
El represor Luciano Benjamín Menéndez fue condenado hoy a prisión perpetua por violaciones a los derechos humanos en la "causa Brandalisis" y le fue revocada su prisión domiciliaria.

De los ocho imputados, solo tres no recibieron reclusión perpetua. Ellos son: Hermes Rodríguez, quien deberá cumplir una pena de 22 años; Jorge Acosta, estará 22 tras las rejas y Carlos Vega, con 18 años, fue el que recibió la pena menor. Para todos los demás recayó la pena máxima y en todos los casos se dictaminó que deberán ser alojados en una cárcel común.

En el recinto escucharon el veredicto varios funcionarios como el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el secretario de derechos humanos de la Nación, Eduardo Duhalde, y el ombudsman nacional, Eduardo Mondino- y representantes de organismos de derechos humanos, como Estela Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo.

En las puertas del tribunal se encuentraban cientos de militantes de derechos humanos que recibieron con muestras de alegría las condenas.